Lesiones inflamatorias.





Lesiones inflamatorias de la faringe, cuello o boca.  Las amigdalitis graves, flemones faríngeos, flemones del cuello, así como algunas enfermedades dentarias,  sobre todo las de la muela del juicio, y, en los niños, cualquier accidente de la erupción dentaria, pueden producir rigidez de nuca.

En niños, en los que estas lesiones transcurren, a veces, inadvertidas, la fiebre con rigidez de nuca puede incurrir al error diagnóstico meningítico.



  • flegmon vulvar

  • lesiones inflamatorias
  • lesiones inflamatorias de la orofaringe
  • flemon faringeo
  • lesiones inflamatorias en la boca

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario

Lesiones inflamatorias.





Lesiones inflamatorias:

      A) Las vulvitis pueden ser gonocócicas o banales. El aspecto clínico es el mismo; sólo el examen bacteriológico las diferencia. Ya he dicho la frecuencia e importancia de las vulvitis gonocócicas, no venéreas, de las niñas (Þ). Las vulvovaginitis por herpes genital son recurrentes y contagiosas; actualmente son muy frecuentes en Estados Unidos y otros países. La varicela puede afectar, como enantema con vesículas, la vulva. Una difteria vulvo vaginal es extremadamente rara. Los Enterovirus son los gusanos que pueden producir eccema vulvar y leucorrea pertinaz en las muchachas.

    B) Chancro blando y chancro sifilítico. Caracteres diferenciales (Þ).

    C) Lesiones sifilíticas terciarias. Son difíciles de diferenciar clínicamente de las lesiones tuberculosas y epiteliomatosas. Muchas veces hay que recurrir al examen serológico y al microscópico de los frottis.

    D) Úlcera vulvar aguda. Es una ulceración múltiple de la vulva de aspecto aftoso, dolorosa, benigna, a veces parecida al chancro blando, pero con escasa reacción inguinal; de tendencia espontánea a la curación; recidivante. Puede acompañarse de úlceras del mismo tipo aftoso, en distintos territorios, o de iritis o uveítis y estomatitis; en ocasiones con eritema nudoso. La coexistencia de la lesión ocular con aftas de boca y de la vulva (o del pene o escroto) ha sido llamado síndrome de Behçet y atribuido a una infección por virus o a una infección tuberculosa. Hay casos de esta vulvitis ulcerosa, aftosa, con estomatitis, con recidiva premenstrual (Þ). Úlceras tipo Lipschütz en la tifoidea.

    E) En ciertos estados de alimentación deficiente, especialmente en la pelagra, puede ser el síntoma inicial. Otros síntomas: (Þ).

    F) Una úlcera en la parte anterior de la vulva puede representar la puerta de entrada en el linfogranuloma inguinal o venéreo, con adenopatías inguinales y puede hacerse crónica.



  • lesiones inflamatorias
  • lesiones inflamatorias de la orofaringe
  • lesiones inflamatorias en la boca
  • flemon faringeo
  • flegmon vulvar