Espasmo de torsión.





Espasmo de torsión.  Esta rara afección consiste en accesos de espasmo, incoordinados, disarmónicos, lentos, que se difunden por varios grupos musculares, determinando verdaderas contorsiones y ondulaciones en los músculos de los miembros o del tronco; en éste puede llegar a producir lordosis tan marcadas que perturban el equilibrio (disbasia lordótica). Tales espasmos comienzan con ocasión de movimientos voluntarios (por ejemplo, cuando el enfermo empieza a andar o extiende los brazos para abrazar a un recién llegado); es, pues, un verdadero espasmo intencional; durante el reposo disminuyen, y cesan durante el sueño; si el esfuerzo se hace violento (por ejemplo, durante la carrera o el salto), los espasmos pueden desaparecer. Suele conservarse bien la fuerza muscular.

No hay trastornos psíquicos. Es frecuente el temblor, de tipo parkinsoniano. Generalmente, se deben a una lesión encefálica, ya congénita, ya adquirida, localizada en el hipotálamo o en el cuerpo de Luys. No dejan de parecerse estos espasmos a la atetosis: pero los movimientos en ésta son mucho más desordenados, anárquicos, se acompañan de hipotonía muscular y casi siempre de alteraciones psíquicas; no obstante estas diferencias, su distinción puede ser difícil. Es a menudo una lesión extrapiramidal de origen postencefalítico. Recuerdo una enferma que torcía el tronco, adelantando un hombro, al empezar a andar y caminaba ladeada, cesando la torsión al pararse (Balcells). Se pueden ver también los espasmos de torsión en la enfermedad de Wilson. Los espasmos se llaman también distonías de torsión.



  • disbasia lordotica
  • espasmo de distonia de torsion
  • espasmo de torsion

  • espasmos de torsion
  • espasmo torsion

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario