Archivo de junio, 2012

Reacciones del benjuí coloidal, del oro coloidal, del mástic coloidal (Lange).

Reacciones del benjuí coloidal, del oro coloidal, del mástic coloidal (Lange). Reacciones del benjuí coloidal, del oro coloidal, del mástic coloidal (Lange).  Estas reacciones, de las que hay muchísimas variedades técnicas, consisten en la precipitación de suspensiones coloidales puestas en contacto, en una serie de tubos, con el líquido cefalorraquídeo, progresivamente diluido; normalmente, esta precipitación no se verifica a ninguna dilución; en condiciones patológicas, ... Sigue leyendo "Reacciones del benjuí coloidal, del oro coloidal, del mástic coloidal (Lange)."

Glucosa.

Glucosa. Glucosa.  El líquido cefalorraquídeo normal contiene entre 0,50 y 0,60 de glucosa. Se consideran como anormales las cifras por encima de 0,65 (hiperglucorraquia) y por debajo de 0,45 (hipoglucorraquia).     A) Hay hipoglucorraquia en las meningitis crónicas (0,45 a 0,25). En las meningitis agudas, el descenso del azúcar es también marcado, a veces, hasta ... Sigue leyendo "Glucosa."

Albúmina.

Albúmina. Albúmina.  La cantidad normal es de 0,20-0,30 por 1.000 o, como suele expresarse actualmente, de 20 a 30 mg por 100 ml. Por encima de estas cifras se trata de hiperalbuminosis patológicas. Pueden éstas llegar a 4 o 5 o más gramos; a veces es tan abundante, que el líquido coagula en masa:     ... Sigue leyendo "Albúmina."

Gérmenes infecciosos.

Gérmenes infecciosos. Gérmenes infecciosos.  Es muy importante su investigación en las meningitis. En algunas, como en la meningocócica, la neumocócica, la estreptocócica, la gonocócica, el hallazgo del germen es frecuentemente positivo; es menos frecuente en la tuberculosa. Hay algunos casos de hallazgo de actinomyces o, excepcionalmente, de torula histolytica. Sigue leyendo "Gérmenes infecciosos."

Fórmula citológica.

Fórmula citológica. Fórmula citológica.  En el líquido normal, centrifugado y examinado en una cámara especial de recuento (Nageotte), aparecen sólo de 0,5 a 1 elementos linfocitarios. Más de 5 linfocitos indican ya un estado patológico. En casos extremos se pueden contar hasta 300 o 400, o más aún:     A) Hay aumento de células (pleocitosis) siempre ... Sigue leyendo "Fórmula citológica."

Jaqueca.

Jaqueca. Jaqueca.      He estudiado ya el valor diagnóstico de la jaqueca en el capítulo de los dolores de cabeza (Þ); allí he dicho la dificultad que muchas veces existe para diferenciar la jaqueca de las cefaleas y cefalalgias, sobre todo desde el punto de vista patogénico. Ahora describiré los caracteres de la jaqueca ... Sigue leyendo "Jaqueca."

Presión.

Presión. Presión.  Se aprecia empíricamente según que el líquido salga por la cánula a chorro, con mayor o menor violencia, o que babee o fluya gota a gota; esta simple observación no siempre es exacta, pues líquidos hipertensos pueden surgir gota a gota si hay obstáculos que estorban su salida. Tiene, por eso, interés ... Sigue leyendo "Presión."

Síndrome Hipotalámico

Síndrome Hipotalámico.   [caption id="attachment_6866" align="alignnone" width="360"] fuente: http://clinicstudio.es/wpcontent/uploads/2017/09/neurosarcoidosis.jpg[/caption] Esta denominación no es idéntica a la de síndrome diencefálico o diencefalosis. El hipotálamo tiene su sintomatología especial, que es sólo una parte de la diencefálica. El hipotálamo está íntimamente unido, anatómica y fisiológicamente, a la hipófisis (bloque hipofisohipotalámico), por lo que en el cuadro de los síndromes hipotalámicos ... Sigue leyendo "Síndrome Hipotalámico"

El síndrome de hipertensión intracraneal

El síndrome de hipertensión intracraneal El síndrome de hipertensión intracraneal está, con razón, unido, en la mente de los clínicos, al diagnóstico de las neoformaciones encefálicas, ya tumorales, ya quísticas, ya inflamatorias, sobre todo a las primeras. Ya he dicho que el síndrome de hipertensión, en el tumor, puede ser incompleto. Aparece principalmente en las neoformaciones de crecimiento ... Sigue leyendo "El síndrome de hipertensión intracraneal"

La hipertensión craneal.

La hipertensión craneal. La hipertensión craneal puede aparecer, sin neoformaciones, en casos de hipertensión arterial (Þ). No son excepcionales los enfermos hipertensos diagnosticados y operados de tumores cerebrales. Se designan estos casos con el nombre de síndromes seudotumorales de la hipertensión, y se presentan, en un reducido número de hipertensos, con cefaleas, vómitos violentos y éxtasis ... Sigue leyendo "La hipertensión craneal."