Cojera por lesiones de la cadera.





Cojera por lesiones de la cadera.  Es la cadera lo primero que hay que examinar en todo cojo:

     A) Lesiones congénitas (luxación congénita). El diagnóstico actual está al alcance de todos gracias a la radiografía. El clínico debe tener una visión reiterada de la imagen normal de la cadera, en todas las edades, para juzgar rápidamente los procesos de luxación, que en unos casos son evidentes, pero que en numerosos casos de subluxación pueden pasar inadvertidos al ojo no experto. Hay que advertir que no sólo estas subluxaciones, sino luxaciones enormes, dobles, con neocotilos, pueden producir cojera levísima y ningún trastorno funcional, hasta que un buen día empieza a producir dolores y dificultad para la marcha. Hay intensa lordosis o lordoescoliosis. Un buen número de osteoartrosis de la cadera, en la edad adulta o senil, tienen por base, como ya he dicho, una subluxación congénita inadvertida (Þ).

     B) Artropatías infecciosas, sobre todo tuberculosas (Þ) o degenerativas (coxitis aguda, coxopatía involutiva) (Þ).

     C) Lesiones traumáticas. De diagnóstico evidente.

     D) Con bastante frecuencia, la cojera se debe a una distrofia del desarrollo esquelético, la epifisiolisis de la cabeza del fémur, que suele aparecer en las épocas prepuberal y puberal y consiste en una falta de solidez en la unión de la epífisis con la metáfisis de la cabeza del fémur, en virtud de la cual, la epífisis queda en su sitio, en la cavidad cotiloidea, separándose el fémur hacia atrás y luego hacia atrás y abajo; el espacio entre epífisis y metáfisis se rellena de cartílago, dando la imagen de un cuello muy deformado. En los casos míos, había, además, un cierto enanismo de la cabeza femoral. Es siempre bilateral. En todos los casos vistos, coincide con síndromes endocrinos (síndrome adiposogenital, sobre todo; trastornos de la talla, trastornos del desarrollo sexual) (Fernández Iruegas). La hipófisis parece constantemente comprometida en estos casos y la opoterapia hipofisaria, en las primeras fases, es eficaz. Los síntomas son: la cojera, dolores sordos en cadera y rodilla, cansancio a la marcha, limitación de la rotación interna sola o asociada a limitación de la separación y de la flexión. Los datos definitivos son los radiográficos: ensanchamiento y excavación de la línea yuxtaepifisaria; ensanchamiento y aspecto dentado de la metáfisis, con aspecto manchado, algodonoso en las cercanías del cartílago; más las deformaciones del cuello y la pequeñez de la cabeza femoral. Suele confundirse este proceso con la coxalgia, coxitis reumática, fracturas del cuello, necrosis asépticas, etc.



  • definicion cientifica de la cojera
  • lordoescoliosis
  • cojo por la cadera
  • cojo de la cadera

  • cojo por lesion de caderas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario