Perturbaciones de los reflejos pupilares.





Perturbaciones de los reflejos pupilares:

      A) Pérdida del reflejo fotomotor. Cuando la pupila no se contrae a la luz, conservándose el reflejo a la distancia, se dice que existe el signo de Argyll-Robertson. Para algunos, este reflejo debe entenderse tal como su autor lo describió, es decir, añadiendo a la pérdida del reflejo fotomotor, la miosis con desigualdad pupilar; pero su valor semiológico es el mismo, aun cuando se reduzca a la falta de contracción de la luz. Se han descrito casos coincidentes con midriasis, que deben acogerse con reservas. Se presenta en:

     1. Tabes dorsal, en el 90 por 100 de los casos; es, pues, un dato de diagnóstico de la mayor importancia, ya aislado, ya unido a la miosis bilateral o a la anisocoria (Þ).

     2. En la parálisis general obsérvase en el 50 por 100 de los casos, casi siempre con anisocoria (Þ).

     3. En las demás formas de la sífilis cerebral se comprueba del 40 al 50 por 100 de los casos.

     4. Fuera de estas diversas formas de la sífilis y metasífilis cerebral, el signo de Argyll-Robertson es excepcional, y por eso se considera como dato patognomónico de dichos grupos de enfermedades, y especialmente de la tabes. Puede, sin embargo, excepcionalmente, comprobarse en casos de: esclerosis en placas, encefalitis epidémica, meningitis aguda, zona oftálmico, alcoholismo crónico, arteriosclerosis cerebral, lesión del laberinto, tumor cerebral, lesiones de la médula cervical, forma seudotabética de la diabetes y en algunos parkinsonismos.

     B) Pérdida del reflejo a la distancia-convergencia. La pérdida de la miosis al fijar los ojos en un objeto próximo, conservándose el reflejo fotomotor, es muy rara. Este verdadero Argyll-Robertson invertido produce un trastorno de la visión que impide ver, como en la presbicia habitual, los objetos próximos. Se presenta en:

     1. La difteria, asociada, generalmente, a la parálisis del velo del paladar (Þ).

     2. En la encefalitis epidémica, generalmente con anisocoria.

     C) Pérdida de ambos reflejos (luz y distancia-convergencia: rigidez pupilar completa). Aparece en la fase final de la sífilis cerebral.

     D) Reflejos paradójicos, es decir, dilatación de la pupila por la luz o dilatación por la visión próxima. Es fenómeno raro. Se ha observado en algunos casos de tabes.

     E) Reflejo cilioespinal. Consiste en la dilatación de la pupila cuando se pinza o rasca la piel del mismo lado del cuello. Es un reflejo normal, cuya desaparición puede observarse en caso de tabes; sin valor diagnóstico.



  • reflejos pupilares

  • fases pupilares
  • pérdida del reflejo fotomotor
  • reflejo cilioespinal
  • patologias de los reflejos pupilares

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario