Inflamatorias y tóxicas.





Inflamatorias y tóxicas.  Las principales son:

     A) Las heredosifilíticas. Un número considerable de encefalopatías infantiles tiene este origen; pero, sin duda, este grupo es mucho más reducido de lo que antes se creía. En no pocos niños encefalopáticos, tratados por rutina como sifilíticos, he podido comprobar lo infundado de esta etiología y la inutilidad del tratamiento.

     B) Otras infecciones, durante la vida intrauterina, o después del nacimiento, pueden producir las lesiones encefálicas; muchas veces son difíciles de determinar; otras veces hay antecedentes claros de neumonía, gripe, tifoidea, rubeola, tos ferina, tuberculosis, etc. Merecen consignación aparte las encefalopatías de los procesos de desmielinización (Þ).

     Es dudosa la etiología —vírica o tóxica— del síndrome de Reye, una encefalopatía infantil aguda, con edema cerebral, que conduce al estupor, y al coma en pocos días. Se acompaña de vómitos y una esteatosis hepática, sin ictericia ni signos de insuficiencia parenquimatosa, pero con transaminasas altas, hipoglucemia llamativa y uremia. La evolución suele ser fatal en la primera semana.

     C) Entre las intoxicaciones, la más importante parece ser la alcohólica. Las lesiones que determinan estas causas infecciosas o tóxicas son las siguientes, que, aunque separo esquemáticamente, aparecen muchas veces mezcladas:

     1. La hidrocefalia crónica, con cuadro clínico muy típico (Þ).

     2. La meningoencefalitis crónica, es decir, el espesamiento de la piamadre, con adherencias y esclerosis atrófica de las circunvoluciones subyacentes.

     3. La esclerosis atrófica, casi siempre unida a la anterior; a veces, no obstante, con lesiones mínimas o nulas de las meninges.



  • encefalopaticos
  • niños encefalopaticos

  • signos y simbolos toxicos

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario