Diagnóstico de la arteriosclerosis.





Diagnóstico de la arteriosclerosis.  Ante un determinado síndrome neurológico o psiconeurológico se sospechará su naturaleza arteriosclerósica, cuando coinciden los signos arteriosclerósicos generales (Þ). Pero ya he dicho que estos síntomas generales pueden faltar: las arterias accesibles a la exploración pueden aparecer normales, sin hipertensión ni signos generales ni locales de senilidad; no obstante la edad del paciente, la naturaleza de la lesión (por ejemplo, un reblandecimiento cerebral) y la ausencia de otras etiologías (sífilis, etc.), inclinarán al ánimo hacia la arteriosclerosis.

El lipidograma plasmático puede prestar algún apoyo indirecto, lo mismo que la colesterinemia; pero sólo la arteriografía cerebral, cuando esté indicada, proporcionará signos directos de las lesiones ateromatosas o de sus consecuencias. La palpación y auscultación de las carótidas en el cuello y la ultrasonografía Doppler direccional, servirán para explorar estos vasos, y las posibles estenosis extracraneales. El EEG proporciona trazados inespecíficos pero compatibles o de sospecha y la TAC, en casos difusos y avanzados, imágenes de atrofia cortical y dilatación ventricular; además la TAC informa sobre el diagnóstico de las lesiones focales y su localización de las que se habla a continuación.



  • productosnaturalesparaatrofiacortical
  • arteriosclerosis atrofia cortical
  • signos indirectos de atrofia cortical dilatación ventricular
  • signos de la arteriosclerosis
  • diagnostico de la arteriosclerosis

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario