Forma del pulso.





Forma del pulso.  Cada pulsación es palpada en el sano como una sola onda, pero en clínica se nota a veces un desdoblamiento o bifidez por percepción de la onda dícrota exagerada «pulso dícroto»: Ha sido clásica su observación en la fiebre tifoidea y hemos tenido ocasión de encontrarla también en casos de hipotiroidismo acentuado. El pulso anácroto —precediendo la muesca a la cúspide de la pulsación— así como el sostenido, en meseta, son propios de la estenosis aórtica; el «bisferiens», en mitra, señala una asociación de estenosis e insuficiencia aórticas. Sólo la esfigmografía permitirá un registro seguro de estos hallazgos. Es característico el esfigmograma en la estenosis subvalvular aórtica: dentellado o «en cresta de gallo», pero si se trata de una estenosis muscular, por una miocardiopatía obstructiva primitiva, es patognomónico el carácter doble de cada onda, pero más alta y celer «en dedo» la primera cúspide y después de una muesca una segunda cúspide menos elevada.



  • forma de pulso

  • pulso anacroto
  • onda dicrota del esfigmograma
  • forma del pulso

  • a que se debe la onda dicrota del esfigmograma

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario