Tromboangeítis obliterante (Buerger-Winiwarter).





Tromboangeítis obliterante (Buerger-Winiwarter).  Aparece casi exclusivamente en varones, todavía jóvenes (entre los veinte y los cuarenta años). Afecta a individuos, por lo común, asténicos, con poco vello, pálidos, de nariz aguileña; estos caracteres constitucionales son muy frecuentes entre los judíos, y de aquí y, seguramente, también por otras causas que no precisamos, el gran contingente que da esta raza a la enfermedad, puesto en duda, me parece que sin razón, por algunos. El abuso del tabaco no es, como se dijo, la causa; pero por su acción vasoconstrictora, y quizá por agresión tóxica sobre los vasos o sus nervios tróficos, contribuye enérgicamente a la génesis del proceso. La lesión afecta principalmente a la íntima; a su favor se organiza el trombo obstructivo. Las venas próximas a la arteria obstruida participan en el proceso, así como también los nervios que acompañan a los vasos; además, se producen flebitis de las venas superficiales, que aparecen ingurgitadas y duras. Todos estos caracteres diferencian a la gangrena por tromboangeítis de las demás. Aparecen primero úlceras atónicas en las extremidades de los dedos de los pies, o con menos frecuencia, de las manos (Þ), también son frecuentes y precoces las lesiones tróficas de las uñas. Estas úlceras pueden curar espontáneamente, por establecimiento de una circulación complementaria o porque la sangre se abra un nuevo paso, aunque precario, a través de los trombos. La gangrena, generalmente seca, mutilante, aparece en torno de las úlceras. Los enfermos pueden perder, falange tras falange, varios dedos. Otros signos: se anuncia la enfermedad por largas temporadas de frialdad que, a veces, los propios enfermos tardan en apreciar (en varios casos míos lo advirtieron, antes que ellos, sus mujeres, en la cama). Puede haber también claudicación intermitente y calambres. El pie se congestiona cuando pende, y empalidece excesivamente al ser elevado. Más tarde aparecen dolores, generalmente más violentos que en las otras formas de gangrena, por la mayor afectación de los nervios. Finalmente, surgen las úlceras y la gangrena. El metabolismo basal suele ser bajo y hay hipercolesterinemia; y, a veces, signos clínicos de hipotiroidismo. La tensión arterial general puede conservarse normal; es, en cambio, muy precoz e intensa la disminución de la tensión y oscilaciones en el miembro afectado. La radiografía de los vasos da imágenes mucho menos modificadas que en la arteriosclerosis.

     La tromboangeítis puede afectar a otras arterias, además de las de los miembros, por ejemplo, a las cerebrales (Þ) o las pulmonares (Þ). Muchas veces, empero, es que no coinciden las lesiones de miembros y las viscerales.



  • tromboangeitis obliterante impotencia sexual
  • tromboangeitis ulcera
  • tromboangeitis obliterante

  • tromboangeitis obliterante causa

  • ulcera tromboangeitis

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario