Los síntomas neuróticos.





Los síntomas neuróticos, cualquiera que sea su tipo clínico, imponen el diagnóstico diferencial: con los estados orgánicos, por una parte, y, por otra, con los estados de simulación.

     A) Es imposible enumerar todas las enfermedades orgánicas que pueden ser reproducidas por la neurosis y suscitar la confusión entre ambas. Es característica de ellas la variabilidad de sus manifestaciones: el mismo neurótico reproduce, por lo menos en algunos casos, ya lesiones nerviosas, ya circulatorias, ya digestivas. El diagnóstico diferencial se hará teniendo en cuenta: la historia del enfermo, que nos revela la herencia y la constitución neurótica; el modo de engendrarse el proceso, en relación casi siempre con estados emocionales remotos o actuales; la existencia de la desarmonía entre las aspiraciones instintivas y la realidad, núcleo del estado neurótico, muchas veces difícil de descubrir, porque el propio enfermo no tiene una conciencia de ella o porque tiende a esquivar su revelación; el estudio de los síntomas y la exploración correspondiente, que nos muestra, con más o menos claridad, la no existencia de las lesiones inherentes a esos síntomas; la variabilidad de éstos, aumentando o disminuyendo de intensidad fácilmente y caprichosamente; el examen atento y discretísimo del curso de la enfermedad, sin lo cual muchas veces es imposible llegar al diagnóstico diferencial; finalmente, el resultado de los tratamientos, ya que los síntomas neuróticos obedecen bien, en general, a los medios digestivos; pero a este respecto hay que tener en cuenta dos causas importantes de error: primera, que las enfermedades orgánicas pueden ser también muy sensibles a la sugestión, puesto que muchas veces en torno de los síntomas lesionales hay una constelación de síntomas funcionales (el caso más típico son los reumatismos); segunda, que la falta de respuesta a una acción sugestiva no basta nunca a desechar la hipótesis de la naturaleza neurótica, ya que los resultados de la sugestión dependen de circunstancias extraordinariamente variables, ligadas a la personalidad del médico y del propio enfermo.

     Hay que tener en cuenta, por otra parte, que las psicopatías —neuróticas o psicóticas— pueden acompañarse de verdaderas enfermedades orgánicas: la anorexia mental, a menudo de origen histérico, conduce a una caquexia extrema —antes atribuida a un panhipopituitarismo— y hasta la muerte. A veces es yatrógena la complicación orgánica: tal es el caso del hipotiroidismo que sigue a un tratamiento antidepresivo, con sales de litio, demasiado prolongado.

     B) La diferenciación de un estado neurótico y de un estado simulado es, a veces, muy difícil; sobre todo si recordamos que los simuladores son, en su gran mayoría, neuróticos. La génesis de la simulación, es, casi siempre, semejante a la del estado neurótico: una defensa frente a trances difíciles que se quieren eludir. La diferencia estriba en que en la neurosis se trata de conflictos de los instintos y la reacción del enfermo se desenvuelve principalmente en la esfera de la subconsciencia, en tanto que, en el simulador, se trata fundamentalmente de conflictos sociales, ligados, desde luego, a los instintos, pero alejados ya de éstos, razonados; y la reacción, ante ellos, se elabora conscientemente. La reacción neurótica es involuntaria, y la simulada, voluntaria. Con todo, esta separación es, repito, difícil de establecer en muchas ocasiones. Puede haber, en efecto, en las neurosis más puras elementos conscientes y voluntarios, de simulación; y en muchos casos de simulación es también innegable el elemento subconsciente e involuntario, neurótico. Sólo un estudio detenidísimo de las posibles lesiones, y de las posibles reacciones neuróticas del paciente, de su situación social, y una observación prolongada del curso del proceso, nos conducirán a la conclusión. La variedad de los casos que se pueden presentar hace ilusorio el pretender dar reglas fijas.



  • lesiones neuroticas
  • hipotiroidismo y neurosis
  • neurosis e hipotiroidismo
  • constitucion neurotica
  • SINTOMAS NEUROTICOS

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario