Hiperelasticidad o laxitud articular





Hiperelasticidad o laxitud articular

Es un estado muy parecido (prácticamente difícil de diferenciar a veces) a la hipotonía muscular , tal como se ve en forma aguda en la corea de Sydenham y crónicamente en la tabes dorsal con la clásica artropatía de Charcot tan flexible. Ambas producen el mismo síntoma: la excesiva extensibilidad, acrobática, en los movimientos pasivos de las articulaciones y deformidades estáticas, como el genu valgum o recurvatum; y ambas se presentan, por lo demás, juntas, en algunos estados patológicos, pero conviene distinguir claramente los síndromes neurológicos con hipotonía muscular de los cuadros de laxitud articular por alteración del conectivo.

En estos últimos casos se trata de una anomalía congénita del tejido elástico y de la composición del colágeno, por displasia mesodérmica, presentándose, ya aislada, ya unida a otras anomalías o malformaciones: mongolismo, hiperelasticidad de la piel (síndrome de Ehlers-Danlos), fragilidad ósea y anomalías craneales. Es un elemento importante en la enfermedad de Morquio y en la enfermedad de Oppenheim. En el síndrome de Turner los dedos de la mano suelen ser hiperextensibles y a menudo existe cúbito valgo. También hay laxitud articular en el síndrome de Marfan (aracnodactilia) así como en la homocistinuria y en la artrogriposis congénita múltiple.

Insistiremos en que la laxitud articular puede indicarnos la existencia de una afección neurológica con hipotonía muscular por parálisis de la motoneurona periférica (poliomielitis, polineuritis, etc.) o por trastornos de la sensibilidad profunda (tabes, mielopatías cordonales, etcétera); o de una afección miopática primitiva (distrofia, miastenia, etc.) o neuromuscular, como es el caso de la miatonía congénita de Oppenheim (aunque esta última no se reconoce hoy como entidad segura y única). En los tres grupos (neurológico, miopático y neuromuscular) faltan los reflejos tendineoperiósticos.

La laxitud articular es responsable de trastornos como la escoliosis «idiopática», los pies planos, facilidad para luxaciones del hombro o la rótula, genu valgum, torceduras de tobillos y otras.



  • hiper elasticidad
  • hiperelasticidad articular
  • hiperelasticidad muscular
  • hiperelasticidad

  • hiperlasticidad

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario