Glucosurias tóxicas.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Glucosurias tóxicas.  Después de ciertos envenenamientos —profesionales, criminales, terapéuticos— puede aparecer una glucosuria, monosintomática, generalmente pasajera. En algunos de estos casos, el mecanismo renal es evidente o probable; en otros debe admitirse un mecanismo nervioso o glandular. En todos ellos debe evitarse el confundir una glucosuria con la reducción del licor de Fehling por ciertas sustancias tóxicas:

     A) La más conocida es la glucosuria floricínica, de mecanismo principalmente renal (influye también la perturbación de la absorción intestinal, y quizá leves lesiones pancreáticas). Interesa más desde el punto de vista experimental que clínico; la floricina se emplea rarísimamente en terapéutica.

     B) Se presentan glucosurias transitorias después del cloroformo, del cloral, de la morfina, del oro (¿por mecanismo renal?), del cinc, de la sal de acederas, del gas del alumbrado y del CO, por diuréticos tiazídicos, en la intoxicación por el plomo, por la administración de adrenalina, la ya citada por corticoides.



  • glucosurias metabólicas
  • glucosuria es un toxico

  • lesiones pancreaticas y corticoides
  • glucosuria toxica

  • glucosuria estadisticas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario