Fístulas en las osteítis no tuberculosas.





Fístulas en las osteítis no tuberculosas:

      A) Aparecen en la osteítis y osteomielitis habituales (estafilocócicas, estreptocócicas), principalmente de los huesos largos; fáciles de diagnosticar por el antecedente del episodio agudo y la existencia de los secuestros, a cuya expulsión subsigue una oclusión espontánea de la fístula, para recidivar, quizá, más adelante, en algunos casos con muchos años de intervalo, con nueva expulsión secuestral; su aspecto es cicatrizal clásico; en las de larga duración, los bordes de la boca se endurecen e hipertrofian.

     B) El diagnóstico etiológico es más difícil en otras osteítis, como las tifoideas, pues el episodio inflamatorio del hueso pudo haber quedado oscurecido entre los síntomas graves de la enfermedad general; y porque la fistulización del hueso puede aparecer mucho tiempo después, a veces varios años; afecta, con más frecuencia que las osteítis habituales, a los huesos planos (esternón, omóplato) o a los huesos cortos o a las epífisis de los largos.



  • pueden aparecer otros sintomas despues de tener una fistula

  • se puede expulsar una fístula

  • osteitis hombro

  • osteitis en diente riesgos

  • Osteítis tuberculosas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario