Estreñimiento por higiene incorrecta.





Estreñimiento por higiene incorrecta.  Son éstas las causas más frecuentes del estreñimiento y en ellas debe pensarse ante todo, aun cuando otras causas secundarias, francamente patológicas, puedan añadirse a aquéllas, por inflamación del intestino torpe o por el abuso de laxantes o irrigaciones.

     A) La alimentación inconveniente, excesivamente pobre en vegetales y excesivamente seca, es la causa de la astricción intestinal en gran número de casos, sobre todo en los de estreñimiento infantil. Los niños de las ciudades no toman casi nunca la cantidad necesaria de verduras y frutas, sometidos como están a las condiciones urbanas de la alimentación y, muchas veces, a regímenes disparatados. El estreñimiento resultante puede hacerse crónico, sobre todo si en lugar de ser tratado por una dieta racional lo es por laxantes, etc. Las restricciones proteínicas, en la última guerra, han demostrado plenamente el gran valor de los factores alimentarios, pues casi la totalidad de los estreñimientos han desaparecido en Europa. Podemos incluir aquí el estreñimiento carencial del beriberi y de las deficiencias secundarias en tiamina (hepáticos, malabsorción, etc.).

     B) La vida muy sedentaria predispone frecuentemente al estreñimiento: de aquí el que gran número de oficinistas, intelectuales, etc., sean estreñidos. El mismo origen tiene el estreñimiento en ciertas profesiones, como conductor de automóviles, ciertos obreros que trabajan sentados, etc. En sujetos habitualmente activos, de intestino normal, puede bastar el reposo forzado de un día (por ejemplo, un viaje) para producir estreñimiento.

     C) El descuido en la ejecución diaria de la defecación puede producir el estreñimiento en personas de vida apresurada o simplemente descuidada. El reflejo de la defecación se condiciona fácilmente por circunstancias diversas, sobre todo por la puntualidad, y la falta de ésta, perturba su buen funcionamiento.

    D) En personas con musculatura abdominal débil requiérese una postura especial, con fuerte flexión de los muslos sobre el abdomen (cuclillas), para que el esfuerzo defecatorio se haga fácilmente; y si esta postura no se logra, en los retretes habituales, puede producirse el estreñimiento, que desaparece con sólo la necesaria corrección postural.



  • estrenimiento por viaje

  • streñimiento por viaje
  • corrección postural en el estreñimiento
  • astriccion al defecar
  • astriccion estreñimiento

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario