Diarreas tóxicas y medicamentosas.





Diarreas tóxicas y medicamentosas.  Son frecuentísimas, bien conocidas y fácilmente diagnosticables.

     A) La más típica es la diarrea mercurial, que puede adoptar el tipo de la gastroenterocolitis aguda o de las colitis simples o ulcerosas, muy sanguinolentas, desenteriforme; o de la diarrea como agua de arroz, coleriforme.

     B) Merece una mención aparte la diarrea por enteritis estafilocócica postantibióticos: en sujetos muy tratados con aureomicina, terramicina, estreptomicina, penicilina, etc., puede aparecer la diarrea estafilocócica, copiosa, verdusca, con náuseas, distensión abdominal y, a veces, confusión mental. Puede ser grave, mortal. Las colitis por antibióticos, especialmente por clindamicina, pueden manifestarse por diarreas profusas, a menudo hemorrágicas, fiebre moderada y afectación del estado general. Endoscopia: seudomembranas y aspecto cambiante a corto plazo.

     C) Hay que tener en cuenta que cualquier medicación, aun no siendo habitualmente diarreógena, puede producir este síntoma; por ejemplo, diarreas por la aspirina, por el atofán, por los yoduros, etc. Hay susceptibilidades individuales, de orden anafiláctico, que deben cuidadosamente investigarse en cada caso.

     D) en el alcoholismo crónico.



  • enteritis estafilocócica
  • diarreas medicamentosas
  • diarrea toxica DEFINICION
  • diarreas tóxicas
  • diarrea toxica

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario