Cateterismo después de la histamina.





Cateterismo después de la histamina.  La inyección de histamina —o de betazol o pentagastrina— provoca, sin desayuno de prueba, la secreción del jugo gástrico hacia los diez minutos de la inyección, adquiriendo su máximo hacia los treinta minutos y durando aproximadamente una hora y media. El líquido así obtenido, sin mezcla de alimentos, permite evaluar el ácido clorhídrico libre, eliminando el combinado con los prótidos de la alimentación; la cantidad de ácido clorhídrico libre es casi igual a la acidez total. Los datos recogidos por el análisis del jugo histamínico son (datos medios, con un amplio margen de variaciones):

     A) En los individuos normales. Cantidad de líquido, 150 cc; acidez total, 2 por 1.000; ácido clorhídrico libre, 1,70 por 1.000; poder péptico, 12 a 14 (Mette); comienza la secreción a los diez minutos. La «MAO» es de 12 en la mujer y de 21 en el varón (mEq/h).

     B) Úlcera gástrica. Cantidad, 200 a 250 cc; acidez total, 3 a 5 g; comienza a los cinco minutos. «MAO» importa, por término medio 32 y 42 respectivamente.

    C) Cáncer gástrico. Cantidad inferior a 100 cc; acidez total, 0,5; ausencia de ácido clorhídrico libre; comienza después de los diez minutos.

    D) En individuos que acusan hipoclorhidria en el análisis, tras el desayuno de prueba, el del líquido obtenido por la histamina puede mostrar que existe secreción clorhídrica, ya disminuida, ya normal, provocada por la excitación histamínica. El diagnóstico de la verdadera aclorhidria, es decir, de la incapacidad secretora de la mucosa, sólo se logra, pues, tras la prueba de la histamina; así ocurre, por ejemplo, en las aclorhidrias de la anemia perniciosa.



  • prueba de diagnostico de histamina para la secrecion gastrica
  • betazol pruebas de secreción gastrica
  • prueba de la histamina para la secrecion gastrica

  • aclorhidria e histamina
  • principio activo de la histamina

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario