Tumoraciones de la lengua.





Tumoraciones de la lengua:

      A) Varias de las afecciones estudiadas anteriormente, como el goma o el epitelioma, pueden empezar por una tumoración circunscrita; pero su aspecto clínico más importante es siempre el ulceroso. Conviene, sin embargo, vigilar la consistencia de la lengua por palpación y su movilidad pasiva, ya que el cáncer puede ser profundo en su fase inicial y dar molestias vagas, sin ulcerarse.

     B) El angioma de la lengua se sospecha, a veces, por el aspecto vascular de la tumoración, su consistencia renitente, su benignidad y la coexistencia de otros angiomas en la piel. Otras veces, el diagnóstico se hace sólo en la operación.

     C) Sarcoma, angiosarcoma. Son tumores de crecimiento rápido, cuyo diagnóstico se logra sólo por la biopsia.

     D) Quistes y nódulos embrionarios de la base de la lengua. No son excepcionales estas formaciones. Las quísticas suelen ser quistes supratiroideos. Los nódulos son trozos adenomatosos de tejido tiroideo (bocio lingual); ambos restos del conducto tireogloso. Su aumento lento y su benignidad inducen al diagnóstico. El bocio lingual puede ser sangrante; coincide, a veces, con un bocio de la glándula principal, ya con híper o hipotiroidismo, ya sin síndrome funcional alguno; pero su extirpación puede producir el mixedema (sin duda, porque reside en él, y no en la glándula principal, la mayor parte de la actividad hormónica tiroidea). Por su situación superficial en la parte posterior del dorso de la lengua es visible, a simple inspección del istmo de las fauces, como una «antiúvula». La gammagrafía con I-131 detectará su naturaleza. Suele ser insuficiente en su función, sobre todo a partir de la pubertad, si este tejido tiroideo ectópico es único.

     E) Ránula. En realidad, se trata de una lesión del suelo de la boca; pero afecta también a la cara inferior de la lengua. Consiste en una formación quística debida a la obstrucción de los conductos salivares infralinguales. El quiste es translúcido, indoloro, fluctuante. Los cálculos del conducto de estas glándulas sublinguales pueden ser causa de la ránula.

    F) Un tumor del suelo de la boca, idéntico, clínicamente, a la ránula, puede ser debido a tiroides accesorio (caso mío, con mixedema después de la extirpación). La gammagrafía isotópica permite identificarlo con certeza.



  • tumoraciones en la lengua

  • tumoraciones en lengua

  • tumoraciones de la lengua
  • tumoracion en la lengua

  • tumoracion en lengua

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario