Vómitos en las lesiones o disfunciones del sistema nervioso.





Vómitos en las lesiones o disfunciones del sistema nervioso:

      A) Vómitos en la hipertensión craneal (vómitos cerebrales). Se caracterizan por presentarse sin previa náusea, sin relación con las comidas, rápidamente, en forma fácil y explosiva. Forman parte del síndrome de la hipertensión craneal (Þ) en el que la cefalea y el edema de papila confirman este diagnóstico.

     B) Meningitis. Los vómitos, de tipo cerebral, son esenciales en el cuadro de toda meningitis y con la cefalea y la rigidez de nuca forman la tríada clásica. Su interés diagnóstico reside en que, sobre todo en los niños con meningitis tuberculosa, el vómito puede aparecer muy precozmente, en estado de aparente salud, como signo de vanguardia (Þ).

     C) La hemorragia cerebral se inicia muchas veces por vómitos intensos; como no es raro que el accidente hemorrágico acaezca después de una comida copiosa, el primer diagnóstico suele ser de ingestión, que el resto de la sintomatología hace rectificar enseguida (Þ).

     D) En la hidrocefalia se presentan crisis de vómitos, que indican un recrudecimiento de las causas que producen la hidrocefalia, con aumento de la hipertensión craneal (Þ).

     E) En la epilepsia puede haber vómitos en el aura o en el estado crepuscular postaccesional; son, sobre todo, frecuentes en las postraumáticas.

     F) Tabes. Son típicas las crisis de vómitos en esta enfermedad, generalmente acompañados de dolores fulgurantes que inducen rápidamente al diagnóstico. Éste puede ser más difícil en la radiculitis sifilítica, en la que las crisis son de vómitos puros (Þ).

     G) Jaqueca. Es de conocimiento vulgar la náusea y el vómito de esta afección, de naturaleza generalmente biliosa; sin interés diagnóstico (Þ). Es importante tener en cuenta que el glaucoma con su dolor orbitario puede confundirse con la jaqueca y también se acompaña de vómitos en las crisis: la tensión aumentada del globo ocular permite distinguirlo.

     H) Vértigo. Forman los vómitos parte integrante del síndrome de Ménière (Þ).

     I) Mareo. El vómito es síntoma esencial del mal del mar, mal de avión, etc.

     J) Neurosis. En todas ellas puede haber vómitos. Citaré dos formas muy típicas:

     1. Los vómitos de las histéricas pueden afectar, ya a la forma de los vómitos digestivos, acompañados de síntomas dispépticos, ya a la forma caprichosa y súbita de los vómitos nerviosos. Cada vez que nombro esta enfermedad, he de insistir en la necesidad de someter su diagnóstico a una severa crítica (Þ).

     2. Una causa frecuente de estos vómitos funcionales, no estrictamente histéricos, que no se debe olvidar nunca, sobre todo en las mujeres jóvenes, es el vómito voluntario, por deseos de adelgazar, en las muchachas a las que obligan a comer más de lo que ellas quieren, estado que puede llegar a constituir una verdadera neurosis. La anorexia mental puede comenzar de esta forma.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario