Variaciones patológicas del mielograma.





Variaciones patológicas del mielograma.  Citaré sólo los detalles de valor práctico inmediato:

     A) Anemia perniciosa. El mielograma se caracteriza por la presencia abundante, hasta 30 por 100, de megaloblastos. Generalmente, el cuadro clínico y hemolítico de esta enfermedad es suficientemente expresivo; pero hay algunos casos difíciles, sin aclorhidria, sin valor globular alto, sin clara megalocitosis y sin megaloblastosis: en ellos el mielograma típico, que no falta jamás, aclara las dudas.

     B) Anemia hipocrómica aclorhídrica. En el mielograma no hay megaloblastos, lo cual permite no confundir algunos casos dudosos con la anemia perniciosa. En las anemias sideroacrésticas abundan los sideroblastos, bastantes en anillo, y el hierro reticular está aumentado: todo ello permite diferenciarlos de las ferropénicas.

     C) Anemias secundarias. Tampoco hay megaloblastos, dato interesante para diferenciar de la anemia perniciosa algunas anemias, como la del cáncer, que clínica y hematológicamente se le pueden parecer. En las ferropénicas avanzadas, desaparición del Fe reticular. En cambio abunda en las anemias postinfecciosas crónicas y en las neoplásicas.

     D) Anemias aplásticas. El mielograma indica muy expresivamente el estado aplástico y permite distinguir la anemia aplástica de otros estados de granulocitopenia.

     E) Los hematíes punteados de la anemia saturnina pueden encontrarse en el mielograma más fácilmente que en la sangre.

     F) Leucemias:

     1. El cuadro mielográmico en las leucemias crónicas es el mismo tipo que el de la sangre. Como este cuadro existe aun en las formas aleucémicas de la leucemia, puede ser precioso para el diagnóstico.

     2. Las leucemias agudas presentan un mielograma típico, rico en leucoblastos. Este dato es útil en los casos en que clínicamente es fácil de confundir una leucemia aguda con una agranulocitosis, ya que en ésta el mielograma no muestra la leucoblastosis (Þ).

     G) En el mieloma múltiple, el mielograma puede ser decisivo para la diferenciación con el cáncer óseo y para identificar las células típicas del plasmocitoma (Þ).

     H) En los tumores óseos, pueden encontrarse en la médula células cancerosas, pero de difícil interpretación, por lo que, desgraciadamente, este análisis no siempre resuelve el problema, difícil en muchos casos, de diagnosticar las neoformaciones de los huesos. Además, como ahora diré, pueden existir estas células cancerosas en el mielograma sin lesiones cancerosas del hueso.

     I) Poliglobulia. La médula aparece rica en elementos celulares, con fuerte normoblastosis y mielocitosis considerables. En cambio, en la médula esplénica, en la poliglobulia, no hay esta reacción (Þ); esto permite diferenciar las poliglobulias de las eritroblastosis del adulto, en las que, inversamente, la médula ósea es normal o pobre, pero la punción esplénica es muy expresiva.

     J) En la linfogranulomatosis, el mielograma es poco útil por la rareza con que aparece en él la célula de Sternberg.

     K) En la enfermedad de Besnier-Boeck-Schaumann (Þ) pueden encontrarse, aunque es raro, en el mielograma los nódulos de células epitelioides, característicos de esta enfermedad; hallazgo importante, en algunas formas atípicas, de diagnóstico clínico difícil.

     L) En las púrpuras se encuentran abundantes eritroblastos y megacariocitos.

     Ll) En las enfermedades endocrinas he encontrado (con Pergola) la misma reacción linfocitaria que en la sangre.

     M) En el cáncer, en general, pueden aparecer células cancerosas en el mielograma; suele ser un hallazgo tardío, sin interés diagnóstico. Pero sistemáticamente realizado, es, en ocasiones, útil (en un caso mío, diagnosticado de anemia perniciosa atípica, el mielograma descubrió células cancerosas antes de que se pudiera hallar la causa de la anemia, que era una poliposis de colon malignizada). Es dificilísimo diagnosticar por estas células la naturaleza del cáncer. Esta mielosis cancerosa aparece independientemente de las metástasis óseas.

     N) En la metaplasia mieloide agnogénica o idiopática existe hipercelularidad al principio, se comprueba aumento de las fibras de reticulina y luego fibrosis colágena con osteosclerosis.



  • mielograma en leucemia
  • mielograma multiple
  • mielograma normal
  • mielograma leucemia
  • mielograma interpretacion

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario