Un mundo Ultramicroscópico





virus microscopicoLos virus presentan tres caracteres fundamentales, tamaño, parasitismo intracelular obligatorio y composición química peculiar, que les asignan una posición intermedia entre el dominio orgánico inanimado y el de los seres vivos. Los tres están íntimamente relacionados y podrían deducirse fácilmente del ultimo. Los mayores virus alcanzan apenas un diámetro de 250 milimicras –dos veces menor que la mas pequeña de las bacterias , pero muchos de ellos son 10 y aun 20 veces menores , lo que los sitúa por debajo de la longitud de onda de la luz, de modo que solo pueden ser observados con el microscopio electrónico.
Al hablar de parasitismo intracelular obligatorio, queremos decir que el virus solo puede reproducirse en el seno de células vivas.

Mas adelante volveremos a referirnos a este proceso. Digamos ahora solamente que el desarrollo de los virus lleva consigo una modificación en las células en que se desarrollan, ocasionando lesiones que acarrean casi siempre la muerte de la célula parasitada.
Dicho parasitismo es, por otra parte, especifico, con afinidad electiva para una especie, un órgano o un tejido determinados.
Presentan también cierta capacidad de adaptación a las condiciones ambientales; pero a pesar de las modificaciones mas o menos profundas que puedan sufrir, se mantienen entre unos limites que permiten identificarlos y apreciar en ellos una continuidad genética.
Todas estas propiedades dependen en ultima instancia de su compovirus microscopico2 sición química. El elemento fundamental de un virus es siempre una nucleoproteínas, un solo acido nucleído, ARN o ADN.
A través del microscopio electrónico, la partícula vírica presenta una parte central –el nucleoide- ocupada por un acido nucleico; y una zona periférica, de naturaleza proteica, que recibe la denominación de viroplasma. Es frecuente que el conjunto tome el aspecto de un poliedro regular cuya superficie se resuelve en partículas simétricamente dispuestas. Se ha dado el nombre de capsula a esta envoltura periférica, y el de capsomeros a las unidades proteicas que integran la simetría. La mayoría de los virus de tamaño mediano, lo mismo que todos los pequeños, responden generalmente a la forma esférica ; mientras que es cilíndrica en los mayores. Una clase especial de virus, los bacteriófagos, posee una estructura particular y curiosa, con una especie de cabeza poliédrica, donde esta contenido el acido nucleico y una cola en la que se prolonga la envoltura proteínica.


  • anatomia ultramicroscopica
  • celula ultramicroscopicas
  • celulas ultramicroscopicas

  • celula ultramicroscopica
  • la celula ultramicroscopica

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario