Tumores y quistes orbitarios.





Tumores y quistes orbitarios.  El exoftalmos de este origen es, como el de las lesiones inflamatorias, unilateral, «tranquilo», con caída del párpado. Los tumores de la órbita son: sarcomas, cloromas, linfosarcomas, neuromas ópticos, osteomas. Puede presentarse un glioma óptico en la neurofibromatosis de Recklinghausen. Hay casos raros de exoftalmia por quiste hidatídico o por quiste dermoide de la órbita o por cisticercosis. En la esclerosis tuberosa, raramente, por tumor retiniano. También en leucosis linfática crónica (en forma de síndrome de Mikulicz) y en la reticulosis. El diagnóstico general, de tumor, suele ser fácil, completándose con el histológico, después de la biopsia o de la intervención.

Las neoplasias pueden ser metastásicas (de próstata y de mama especialmente). Los tumores intraoculares retinoblastomas en el niño y melanomas malignos en el adulto sólo en fases avanzadas producen proptosis del globo. La mucormicosis en diabéticos graves, mal controlados, también.



  • quiste dermoide de orbita
  • quistes orbitarios

  • quistes de la orbita
  • porque las reglas ortograficas no pueden ser orbitaria
  • cisticercosis orbitaria

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario