Trastornos de la emotividad.





Trastornos de la emotividad:

      A) Hay una constitución hiperemotiva y una constitución hipoemotiva, en las lindes entre la normalidad y la anormalidad, paralelas a la hiperafectividad y la hipoafectividad. Normalmente, al comienzo y al final de la evolución de la vida se observa una tendencia a la disociación entre ambos elementos: el niño y el joven son muy emotivos, por lo menos para un cierto grupo de emociones elementales, y, no obstante, son poco afectivos; el mismo fenómeno ocurre en los ancianos; afectividad y emotividad alcanzan su mutuo equilibrio en la madurez.

     B) La hiperemotividad patológica se observa en:

     1. Los estados de debilidad, como las convalecencias de infecciones graves, de grandes hemorragias, de privaciones prolongadas, etc.

     2. En lesiones de los territorios hipotalámicos: encefalitis epidémica, tumores hipotalámicos, síndrome talámico, esclerosis arterial senil (síndrome lagunar) (Þ), etc. Aparece en forma paroxística (risa y llanto espasmódicos: clonus emotivo), (Þ) y, generalmente, suscitada sólo por estímulos emocionales muy elementales. Ocasionalmente, en la enfermedad de Wilson.

     3. En ciertos mixedematosos, por posible infiltración mixedematosa de estos mismos centros, aparecen crisis emocionales elementales (risa, llanto), contrastando con la frialdad afectiva y emocional habitual de estos enfermos.

     4. En el hipertiroidismo hay emotividad muy lábil (Þ).

     5. He visto casos típicos de hiperemotividad por hipoglucemia (Þ).

     6. En las mujeres climatéricas hay una gran hiperemotividad, en muchos casos probablemente por mecanismo hipotalámico o hipertiroideo. En el hombre climatérico es suceso más raro, pero existe también.

     7. Euforia e incontinencia emocional por la hipoxia en las ascensiones a grandes alturas —montañismo, navegación aérea— al disminuir la presión atmosférica (embriaguez de las montañas).

     C) La hipoemotividad patológica se observa:

     1. En ciertos estados demenciales, como la esquizofrenia, sobre todo en las formas catatónicas, coincidiendo con la indiferencia efectiva.

     2. En enfermos con insuficiencia tiroidea, a veces coincidiendo con los fenómenos de emotividad paroxística que acabo de explicar.

     3. En la insuficiencia suprarrenal: (Þ).



  • trastornos de emotividad
  • hiperemotividad
  • trastornos de la emotividad

  • hiperemotividad definicion
  • Trastorno de la emotividad

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario