Trastornos de la calidad y tamaño de los dientes.





Trastornos de la calidad y tamaño de los dientes.  La calidad de la dentina y del esmalte depende, fundamentalmente, del metabolismo de la cal y, por tanto, en gran parte, del equilibrio hormonal y vitamínico en las primeras edades. En la edad adulta los procesos de descalcificación influyen muy poco sobre los dientes. Por ejemplo, la descalcificación ósea del hiperpartiroidismo no afecta a los dientes, cuya buena calidad, en contraste con la descalcificación de los alvéolos, es útil para el diagnóstico

     A) Los dientes con dentina decalcificada, frágiles fácilmente cariables, aparecen en:

    1. La insuficiencia tiroidea, hipofisaria y especialmente paratiroidea. En ésta, sobre todo, es evidente la hipoplasia del esmalte, que se manifiesta por manchas punteadas o estrías transversales, amarillentas, superficiales o profundas, muy típicas; además, suele ser muy reducido el tamaño del diente, todo lo cual le da un aspecto muy semejante al que se considera como diente heredosifilítico. Estos estigmas, por su permanencia, son útiles para el diagnóstico retrospectivo de estados convulsivos ocurridos en la infancia, o para la clasificación de la tetania latente (Þ),ya que inducen al diagnóstico de insuficiencia paratiroidea. No son, sin embargo, constantes. Alteraciones idénticas de los dientes pueden observarse en los mixedematosos.

    2. Los estados de alimentación deficiente o incorrecta producen lesiones de la dentina y el esmalte análogas a las expuestas. Aparecen cuando escasea la vitamina A y, sobre todo, la vitamina D: el raquitismo se acompaña, casi invariablemente, de estas lesiones dentarias.

     3. La sífilis hereditaria se acompaña generalmente de dientes pequeños, mucho más anchos por la base que por su extremo distal, de tendencia cilíndrica, con borde cóncavo, en muesca, y biselado y dentina y esmalte pobres; afecta esta alteración, muy especialmente, a los incisivos medios superiores. Como he dicho, estos dientes son tan parecidos a los dientes del hipoparatiroidismo e hipotiroidismo, que la distinción es, a veces, casi imposible. Con la sordera (Þ) y la queratitis intersticial (Þ) se han considerado estos dientes como típicos de la heredosífilis (Hutchinson), y aun ellos solos, sin ninguna otra alteración, han bastado a muchos clínicos para diagnosticar, en épocas pasadas, una heredosífilis; esto es un error, pues ni se presentan en todos los heredosifilíticos ni son estrictamente típicos, como acabamos de ver, de dicho estado. La heredosífilis no puede juzgarse por un solo síntoma, sino por un conjunto clínico: la citada tríada de Hutchinson, completa o no; o bien otras como: hidrocefalia (Þ), malformaciones nasales, hipotrofia (muchos heredosifilíticos nacen empero, con peso normal), rinitis ulcerosa, quizá con perforación de tabique, erupciones (maculopapular, penfigoide), lesiones ungueales, alopecia, lengua escrotal (dudoso): (Þ), dactilitis, microadenia (sobre todo de los ganglios occipitales y del supratroclear), hepatomegalia, esplenomegalia, parotiditis (Þ), enuresis nocturna; algunos alegan otros signos de menor valor, algunos arbitrarios, como una foseta coxígea, quizá muy profunda y el tubérculo de Carabelli (Þ), la sinofridia (Þ), el mentón bipartito. Un grupo de estos datos, con todas sus posibles combinaciones; a veces, uno solo de ellos puede inducir a la sospecha; la certidumbre de la heredosífilis o sífilis congénita dependerá sólo de los análisis, examen de los padres, curso del proceso, etc.

    B) Los dientes robustos, anchos, con esmalte perfecto, se presentan en los individuos de buen equilibrio metabólico y endocrino. Son muy típicos en la hiperfunción cortical (Þ). los incisivos robustos, anchos y muy separados.



  • calidad de los dientes

  • tamaño de los dientes

  • heredosifilis

  • De que depende el tamaño de los dientes
  • foseta coxigea

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario