Síndrome diabético sin glucosuria.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Síndrome diabético sin glucosuria.  A veces encontramos en clínica el síndrome diabético, completo o incompleto, y el análisis de la orina es negativo respecto a la glucosuria. Unas veces se trata de falsos diagnósticos, es decir, de síndromes que fingen la diabetes; otras veces se trata de estados de hiperglucemia capaces de producir los síntomas diabéticos, pero no la glucosuria.

    A) Falsas diabetes. Se observan principalmente en la época climatérica, sobre todo en la mujer (síndrome seudodiabético climatérico): adelgazamiento, sed y poliuria, prurito vulvar, hipertensión. Este conjunto de síntomas hace invariablemente pensar en la diabetes. Sin embargo, no hay, reiteradamente, ni hiperglucemia ni glucosuria. Todos los síntomas expuestos se explican bien por las reacciones endocrinas, metabólicas, circulatorias y nerviosas de la menopausia.

     B) Hiperglucemia sin glucosuria. Estos estados tienen mucha importancia para el práctico; pues, después de sospechar clínicamente la diabetes, se suele desechar este diagnóstico al ver que no hay azúcar en la orina; y, sin embargo, puede tratarse de un trastorno metabólico de la familia diabética, y susceptible, por tanto, de tratamiento antidiabético:

     1. El caso más frecuente es el estado prediabético: es decir, la fase de la enfermedad diabética que precede a la instalación de la hiperglucemia permanente y de la glucosuria. Clínicamente aparecen síntomas diabéticos, ya aislados (una furunculosis,  Þ), un prurito, una impotencia genital, abortos repetidos, etc.), ya combinaciones varias, complejas, pero siempre discretas de esos síntomas. El análisis demuestra la ausencia de glucosa y la glucemia normal en ayunas; pero, después de las comidas, suele haber hiperglucemia demasiado elevada y pequeña glucosuria; y la investigación de la curva de glucemia (Þ) suele dar típicas curvas altas; en muchos de estos casos hay, además, herencia diabética positiva; yo doy a esta herencia mayor valor aún que a la misma curva de glucemia: he visto, en efecto, casos con herencia positiva en los que la curva era normal, y, sin embargo, al cabo de unos años existía el síndrome de una diabetes completa.

     2. El mismo fenómeno —síntomas diabéticos sin glucosuria y con curva de glucemia generalmente alta— puede ser debido, no a la fase inicial, prediabética, sino a  estados de latencia que, a veces, ocurren espontáneamente en el curso de las diabetes. Estas fases de aglucosuria tienen, casi siempre, un sentido benigno; pero, algunas veces, pueden coincidir con el comienzo de la evolución de un cáncer o con fases caquécticas, seniles, de la arteriosclerosis, y en ambas hipótesis debe pensarse.

     3. En la insuficiencia renal crónica de los diabéticos puede disminuir o desaparecer pasajeramente la glucosuria, especialmente si existe una glomeruloesclerosis. A veces hay desproporción entre el grado elevado de la hiperglucemia y la escasa glucosuria. En otros casos de insuficiencia renal la disociación es inversa: glucosuria sin hiperglucemia y entonces no se trata de diabéticos genuinos.



  • glucosuria sin hiperglucemia
  • diabetes sin glucosuria
  • hiperglucemia sin glucosuria

  • que significa hiperglucemia sin glucosuria
  • glucosuria sin diabetes

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario