Serología de la sífilis.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Serología de la sífilis.  El suero sanguíneo, en algunas enfermedades, especialmente en la sífilis, presenta modificaciones fisicoquímicas no bien conocidas, que tienen la propiedad de alterar el equilibrio de ciertas soluciones coloidales. Esta propiedad ha sido puesta al servicio del diagnóstico de la sífilis. Los antígenos empleados son diversos: extracto alcohólico de corazón de buey colesterinizado (reacción de Kahn); mezcla de lipoides del corazón de buey y de bálsamo de tolú (reacción de Meinicke); extracto alcohólico de corazón de caballo (Vernes). Hay otras técnicas, algunas muy cómodas, como la de Kline, Sachs-Witebisky, Müller, Leiboff, etc., de valor semejante a las anteriores. Ya he dicho que la misma reacción de Wassermann es vecina de las reacciones de floculación. Hasta hace poco se solían hacer simultáneamente, en cada enfermo, la reacción de Wassermann y una o dos reacciones de floculación; su mutua comparación aclara los problemas; por ejemplo: Wassermann y Kahn, positivos, dan la seguridad de la sífilis (salvo casos de lepra y otras excepciones); las dos reacciones, negativas, excluyen, con mucha probabilidad, la sífilis; Wassermann dudoso y Kahn positivo (o viceversa) se pueden considerar como de significado positivo; Wassermann negativo y Kalm positivo (o viceversa) obligan a revisar el problema clínicamente con nuevos análisis, reactivaciones, etc.

     Para la serología de la sífilis se utilizan actualmente:

     1. Reacciones de desviación de complemento. Éstas y las siguientes sustituyen a la clásica de Wassermann y sus variantes, antes tan usadas, que han caído en desuso por lo laborioso de su técnica y su inespecificidad. En la técnica de Reiter (RPCF) se utilizan cultivos de treponemas saprofíticas. Pero es menos sensible y da falsas positividades.

     2. Test de inmovilización de Nelson (IPI). Busca la presencia en el suero de anticuerpos que inmovilizan el treponema. Es un método muy seguro y difundido, pero es también laborioso y costoso. Tarda cuatro semanas en positivizarse desde la infección.

     3. Reacciones de inmunofluorescencia (FTA). Detecta anticuerpos frente al treponema muerto por el calor y fijado en un portaobjetos. La técnica es sencilla y no costosa.

     4. Reacciones de micro-aglutinación. Entre ellos la de Kline y el VDRL éste último muy difundido y práctico por su rapidez. Registran los anticuerpos frente a los cardiolípidos y se llaman a veces equivocadamente reacciones de floculación. Permiten una serología cuantitativa. Estos métodos y los de inmunofluorescencia son muy precoces en su positividad que aparece poco después del chancro, incluso pueden precederlo.



  • serologia kahn

  • wasserman y kahn
  • sifilis
  • que es el wasserman y kahn
  • reaccion de wassermann y kahn

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario