Respiración boca a nariz





La respiración boca a nariz es el método de elección y ha de ser preferido a la respiración boca a boca por las siguientes ventajas.

– Las vías respiratorias del enfermo se mantienen libres con la cabeza extendida y la boca cerrada.
– El socorrista puede colocar su boca fácilmente sobre la nariz del enfermo impidiendo
la pérdida del aire insuflado.
– La presión de insuflación se reduce al pasar el airé por las cavidades nasales con lo que disminuye el peligro de paso de aire al estómago y la consiguiente regurgitación.

Técnica respiracion boca a nariz

El socorrista se arrodilla junto a la cabeza del enfermo. Con una mano sujeta la cabeza por la frente y con la otra por debajo de la barbilla. Se coloca la cabeza en hiperextensión y se presiona la barbilla hacia delante a la vez que se mantiene la boca cerrada con el pulgar colocado entre el labio inferior y la punta de la barbilla.

El socorrista inspira, abre su boca y la coloca sobre los orificios nasales de forma que con sus labios rodee estrechamente la nariz del enfermo.

Se insufla el aire espirado controlando la respuesta a esta maniobra, es decir, la elevación del tórax del enfermo.

Importante
De acuerdo con la edad y estatura del enfermo, es conveniente adecuar la frecuencia y el volumen respiratorio a las necesidades de la situación. Son datos a tener en cuenta, la elevación y descenso del tórax así como la resistencia al paso del aire.

En lactantes y niños debe evitarse vencer a toda costa esta resistencia en las vías respiratorias. En lugar de ello, es preferible comprobar la permeabilidad de las vías respiratorias y la posición correcta de la cabeza.



  • respiracion boca a nariz pasos
  • en que consiste la respiracion boca a nariz
  • respiracion boca a nariz

  • respiracion boca nariz
  • respiración de boca a nariz

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario