Pulso venoso normal (negativo).





Pulso venoso normal (negativo).  El pulso venoso se estudia en clínica, casi exclusivamente, en las venas yugulares: la externa, que corre superficialmente a lo largo del cuello, y la interna, que se percibe en el triángulo formado por las dos inserciones inferiores del músculo esternocleidomastoideo y por la clavícula. La vena subclavia se percibe también en la parte inferior de este triángulo, y en los individuos delgados, por debajo de la clavícula, cerca de la cabeza del húmero. En ciertos individuos normales se percibe el pulso venoso yugular suave, influido por la respiración, con ondulaciones múltiples, caracteres que le distinguen del pulso arterial, carotídeo. Se llama a este pulso fisiológico y también, impropiamente, negativo. En él la sangre —recordémoslo— corre de arriba abajo, hacia el corazón.

     El flebograma permite distinguir en la pulsación venosa normal tres ondulaciones: a, c, v. La a corresponde a la presístole, es decir, a la contracción de la aurícula derecha; la c corresponde al comienzo de la sístole ventricular derecha o al pulso carotídeo transmitido; la v corresponde a la caída de la sangre sobre la válvula tricúspide, cerrada aún durante la diástole auricular. A la inspección de la vena, no se suelen percibir estas tres ondas del flebograma, sino sólo dos, una que corresponde a las ondas a y c, y otra que corresponde a la onda v. Otras veces sólo se percibe una onda, la a.



  • flebograma

  • flebograma pulso venoso
  • flebograma ondas
  • pulso venoso negativo

  • onda a del flebograma

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario