Pulso alterno.





Pulso alterno.  Consiste en la sucesión regular de una pulsación de intensidad normal y de otra débil durante un período de tiempo más o menos largo. Esta diferencia no suele sentirla el propio enfermo, ni el médico al tomar el pulso. No es raro que se haga evidente al comprimir el brazo con el manguito del esfigmomanómetro para determinar la tensión arterial; pues llega un momento en que las pulsaciones débiles desaparecen, y persisten sólo las fuertes, dando la impresión de un pulso lento.

     Es dudosa su patogenia: se supone que es un trastorno de la contractilidad (en cada sístole se contraerían cantidades diferentes de fibras musculares); otros lo atribuyen a un reflejo a partir de los barorreceptores carotídeos que, según la presión, modifica la fuerza de la contracción cardiaca siguiente (Sarnoff, Wood).

    El pulso alternante es un signo característico, a veces precoz, pero no constante, de insuficiencia ventricular izquierda.

     Se presenta en:

     A) Lesiones circulatorias, como miocarditis, estenosis coronarias (de donde el mal pronóstico que, demasiado absolutamente, se le asigna), hipertensión arterial. Aparece sobre todo cuando hay taquicardia, simple o paroxística.

     B) Infecciones graves: pulmonía, difteria, etc.

     C) Intoxicaciones, sobre todo, la digitálica.



  • qué son pulso alterno
  • pulsos alternos
  • como tomar el pulso alterno
  • PULSO ALTERNO:
  • pulso alterno

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario