Prueba de Thorn.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Prueba de Thorn.  La inyección de la hormona corticotropa de la hipófisis (ACTH) da lugar a la secreción de los glucocorticoides (cortisona), y estos glucocorticoides producen en el organismo normal un descenso en la cifra absoluta de los linfocitos y de los eosinófilos de la sangre. Si este descenso es leve o nulo, se supone que hay insuficiencia corticosuprarrenal. A la vez que el descenso de los linfocitos y eosinófilos, se produce aumento en la eliminación urinaria del ácido úrico, con aumento del índice ácido úrico-creatinina y aumento de la secreción urinaria de los 17-cetosteroides. Pero en la práctica se prescinde de estas alteraciones y se reduce la prueba a la investigación de los eosinófilos. Técnica: Determinación, en ayunas, del número total de eosinófilos (cifra normal, entre 100 y 300 por milímetro cúbico); inyección de 25 mg de hormona corticotropa (ACTH); a las cuatro horas, nueva determinación de los eosinófilos. Si el descenso de éstos es superior al 50 por 100, se supone que la suprarrenal está sana (prueba positiva); si es inferior a este tanto por ciento (prueba negativa), se supone que existe insuficiencia suprarrenal. Se ha sustituido la inyección de ACTH por la inyección de adrenalina (0,3 cc de clorhidrato de adrenalina); el resto de la prueba es igual, así como la interpretación: descenso superior al 50 por 100 de eosinófilos si la corticosuprarrenal es normal, e inferior a ese tanto por ciento si hay lesión corticosuprarrenal. El mecanismo de esta prueba sería: la adrenalina excita, probablemente por la vía hipotalámica, la secreción de ACTH, y ésta actúa sobre la corteza como el ACTH inyectado en la prueba original. La utilidad de la modificación adrenalínica residiría en que en ella se prueba en realidad la actividad del lóbulo hipofisario anterior, ya que si está lesionado no es capaz de segregar el ACTH; por ello se aplicaría el diagnóstico de la insuficiencia prehipofisaria (síndrome de Simmonds y análogos) y al diagnóstico de la insuficiencia suprarrenal secundaria a la insuficiencia prehipofisaria. Nuestra experiencia es adversa a la utilidad clínica de estas pruebas.



  • sindrome de thorn
  • prueba de thorn

  • eosinofilos nulos
  • prueba thorn
  • pruebas de estimulación y supresión cortical

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario