Pólipos y otros tumores benignos del recto.





Pólipos y otros tumores benignos del recto.  Los pólipos no son raros. Su síntoma más frecuente es la hemorragia, sin ninguna otra molestia, salvo el que haya rectitis secundaria. Su diagnóstico requiere la rectoscopia. Pueden transformarse en tumores malignos, y a la menor sospecha se deben biopsiar y examinar. Mucho menos frecuentes son los lipomas. Es interesante que en todos estos tumores benignos el estado general pueda ser malo. El adenoma velloso, poco frecuente, ocasiona diarreas abundantes con pérdidas cuantiosas de líquidos y electrolitos, deshidratación y disionía; la secreción mucogleroide en el tumor velloso parece clara de huevo.



  • tumores benignos en el recto
  • tumores benignos de recto
  • tumores recto benignos
  • tumores benignos del recto

  • toumores benignos del recto

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario