Poliglobulias en las enfermedades del aparato circulatorio o del respiratorio.





Poliglobulias en las enfermedades del aparato circulatorio o del respiratorio.  Cuando estas enfermedades determinan una disminución de la tensión del oxígeno hemático, prodúcese una policitemia compensadora —a través de un aumento de eritropoyetina— que en algunos casos, bien por la intensidad de la causa, bien por la predisposición del sistema eritropoyético del individuo, se hace intensísima, contribuyendo a varios de los síntomas de estos enfermos circulatorios, entre ellos la cianosis. La poliglobulia se presenta en estas cuatro afecciones circulatorias principales:

     A) En las enfermedades congénitas del corazón: (Þ). Son las cardiopatías cianóticas, con «shunt» derecha-izquierda.

     B) En enfermedades adquiridas del corazón, principalmente en la estrechez mitral, pueden observarse discretas policitemias; por ejemplo, de 6 a 8.000.000 (Þ).

     C) Enfermedades fibrosas del pulmón y del territorio de las arterias pulmonares. (Cardiacos negros, corazón pulmonar). Se trata de antiguos enfisematosos y bronquíticos con esclerosis de las arterias pulmonares, en los que los síntomas broncopulmonares e hiposistólicos se asocian con una intensa cianosis oscura y poliglobulia. Ya he dicho (Þ) que, probablemente, la cianosis de estos enfermos se debe a la poliglobulia tanto como a la lesión pulmonar y a la insuficiencia del corazón derecho. En el síndrome de Pickwick, hipoventilación alveolar con hipercapnia y somnolencia en obesos, suele existir poliglobulia.

     D) Plétora abdominal intensa, hipertensión con policitemia (Geisböck). Se trata de enfermos pletóricos (Þ), hipertensos, con policitemia y todo el síndrome descrito en la enfermedad de Vaquez, pero sin aumento de volumen del bazo. Un grupo de obesos rojos, pletóricos, policitémicos (Þ), que en cuanto adelgazan quedan normales, tipo comunísimo en la clínica, serían formas atenuadas del mismo síndrome de Geisböck. La separación entre este síndrome y la enfermedad de Vaquez es, a veces, dificilísima, ya que la esplenomegalia puede faltar en esta última enfermedad; es también muy difícil separarla del adenoma basófilo de la hipófisis, que ahora citaré; varios de los casos de enfermedad de Geisböck publicados, antes de la descripción del adenoma basófilo por Cushing, recuerdan exactamente a éste. En otros casos hay síntomas nerviosos concomitentes, que hacen suponer una lesión de los centros hipotalámicos (menos veces, del pallidum). Todo esto hace suponer que el llamado síndrome de Geisböck no tiene realidad y que en él se comprenden varias policitemias secundarias, ya de causa circulatoria (plétora), ya nerviosa o endocrina, que ahora estudiaré.



  • poliglobulia sintomas
  • poliglobulias

  • enfermedades del sistema circulatorio explicadas

  • poliglobulia 2012
  • enfermedades del sistema respiratorio explicadas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario