Pirosis.





Pirosis. (Acidez, acedía)

     Se llama así a una sensación de quemazón o de acidez que comienza en el hueco epigástrico y asciende hacia la boca, acompañada, a veces, de regurgitación de líquido que tiene el mismo sabor ácido y quemante o agrio. Los alcalinos o la ingestión de alimento suelen hacerla desaparecer.

     I. La pirosis, accidentalmente, se puede considerar como un fenómeno normal después de comidas excesivamente copiosas con abuso de bebida, y también de excesos de fumar (muchos ardores de estómago cesan al suprimir el tabaco); asimismo se puede presentar después de ejercicios físicos muy intensos (frecuente después de nadar) o de abusos sexuales.

     II. En la mayoría de los casos, la pirosis es el síntoma típico de la dispepsia hiperclorhídrica (Þ).

     III. En ciertas dispepsias hipoclorhídricas con gran producción de ácidos orgánicos hay también pirosis, con sensación quizá más de agriura que de acidez; pero, en general, difícilmente diferenciable, por lo que es muy común el diagnosticar de hiperclorhídricos, por la pirosis a individuos que no sólo no lo son, sino que son aclorhídricos (Þ).

     IV. Con normoclorhidria puede ocurrir la pirosis en las esofagitis por reflujo, como, por ejemplo, en la hernia de hiatus, es una pirosis nocturna, ligada a la clinoposición. Es más intensa y constante si se desarrolla un ulcus péptico esofágico que la fibroscopia demostrará.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario