Parestesias de origen circulatorio.





Parestesias de origen circulatorio:

      A) El entumecimiento y las hemorragias transitorias de la mano suelen deberse a compresión vascular por apoyo, con isquemia pasajera.

     B) Arteriosclerosis. Es frecuente, en esta enfermedad, la acroparestesia de las manos. Cuando se localiza intensamente en una de ellas, puede ser el signo precursor de hemiplejía por reblandecimiento; en efecto, no es raro ver que, al cabo de un cierto tiempo, a la parestesia se agrega un cierto grado de paresia que puede convertirse en parálisis.

     C) Lo mismo puede decirse de las parestesias en la hipertensión esencial (Þ).

     D) En la acrocianosis (Þ) son muy frecuentes las acroparestesias.

     D) Las crisis de la enfermedad de Raynaud suelen ir precedidas y acompañadas de acroparestesia; cuando aparece la gangrena, aquéllas suelen desaparecer (Þ).

     F) Son muy frecuentes las acroparestesias en el climaterio, seguramente de origen neurocirculatorio, ya que suelen coincidir con los casos en que hay intensos sofocos. Es muy frecuente que produzcan una gran alarma en estas mujeres que se creen amenazadas de apoplejía, etc. A veces son muy dolorosas, verdaderas acroparestesias dolorosas (v. G).

     G) En todas las anoxias agudas generales.

     H) La eritromelalgia es otra posibilidad, con vasodilatación, calor y enrojecimiento de los dedos de los pies y más raramente de las manos.



  • acroparestesias

  • origen de las parestesias
  • parestesia de origen circulatorio
  • parestesias generales
  • parestesias

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario