Parálisis bilateral de los miembros superiores





Parálisis bilateral de los miembros superiores (diplejía superior).  Son parálisis muy raras:

     A) Teóricamente puede producirse una parálisis de los dos brazos de origen cortical, por focos simétricos de reblandecimiento en la parte media de la circunvolución frontal ascendente en ambos lados. En la práctica es suceso excepcionalísimo.

     B) Se han observado casos, excepcionalísimos también, de diplejía superior en la encefalitis epidémica.

     C) Lesiones de las astas anteriores. La diplejía superior de este origen se caracteriza por atrofia muscular de tipo neurógeno (Þ) y por la ausencia de dolores. Sus causas principales son:

     1. Poliomielitis anterior aguda. Afecta principalmente a los músculos del hombro y del brazo. Otros síntomas: (Þ).

     2. Atrofia muscular progresiva del tipo Aran-Duchenne: (Þ).

     3. Esclerosis lateral amiotrófica: (Þ).

     D) Lesiones radiculares cervicales anteriores. Sabemos que en las lesiones radiculares (Þ) los síntomas motores son menos importantes que los sensitivos y los tróficos; no obstante, la lesión bilateral de estas raíces produce la diplejía superior, generalmente discreta, incompleta, acompañada de atrofia muscular, menos marcada que en las lesiones medulares, y de dolores de tipo raquiálgico tan predominantes que yo puedo decir que, a pesar de lo que afirman algunos autores, no he visto ni un solo caso en el que el diagnóstico de radiculitis haya tenido por punto de partida la parálisis de los miembros. Sus causas han sido estudiadas en el capítulo de radiculitis (Þ); las más frecuentes son la osteítis tuberculosa y los tumores vertebrales o medulares.

     E) Paquimeningitis cervical. Entre las localizaciones de la paquimeningitis medular (Þ), la más frecuente es la cervical, generalmente sifilítica, dando lugar, ya a diplejía superior, flácida; ya a cuadriplejía; acompañada de atrofias musculares del tipo Aran-Duchenne (Þ) y de dolores radiculares (Þ).

     F) Aracnoiditis cervical localizada. El diagnóstico de esta lesión es, clínicamente, muy difícil de diferenciar de la paquimeningitis, del cáncer medular o meníngeo, etc. Sólo se aclara en la mesa de operaciones o en la de autopsias.

     G) Costilla cervical. Generalmente produce monoplejía; pero puede producir también una diplejía. Se acompaña de atrofia muscular. Su diagnóstico se sospecha por la falta de otras etiologías y se confirma por los otros síntomas de la costilla cervical (Þ) y, sobre todo, por la radiografía. De todos modos, esas otras alteraciones debidas a la costilla cervical son mucho más frecuentes que la parálisis.

     H) Lesiones de los nervios periféricos. Las lesiones de los nervios periféricos son casi siempre unilaterales (v. más abajo); en algunos casos, no obstante, pueden producir parálisis bilaterales, diplejías.

     I) Miopatía tirotóxica. En las graves tireotoxicosis existe atrofia y paresia de los músculos proximales, más frecuente en miembros superiores.



  • paralisis de extremidades superiores

  • diplejia extremidades superiores
  • diplejia de miembros superiores
  • diplejia miembros superiores
  • aracnoiditis cervical

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario