Orina, sustancias anormales o cuerpos extraños.





Sustancias anormales o cuerpos extraños pueden aparecer en la orina, modificando su aspecto. Los principales son:

     A) Hematuria. La presencia de sangre en la orina es estudiada aparte por su gran interés clínico (Þ).

     B) Piuria. Por la misma razón, la presencia de pus en la orina ha sido estudiada en otro capítulo aparte (Þ).

     C) Quiluria. La quiluria, o sea la emisión de orina mezclada con grasa emulsionada, es un hallazgo raro en la clínica. Es preciso, ante todo, distinguir la quiluria de la lipuria: en la quiluria no se ven las gotas de grasa, sino un líquido lechoso; en la lipuria, la grasa, finamente suspendida, aparece como gotitas visibles y no tiene dificultad diagnóstica. La orina lechosa de la quiluria se puede confundir con la fosfaturia intensa, tanto más cuanto que ambas pueden aparecer después de comidas copiosas; la diferenciación es sencilla, pues los fosfatos se disuelven agregando unas gotas de ácido acético en la orina, y no la grasa; el examen microscópico es también definitivo. La quiluria se presenta, en general, en los mismos casos que la ascitis quilática (Þ). Los recordaré brevemente:

     1. Lesiones traumáticas, abdominales o pélvicas, que producen la ruptura de las vías linfáticas en las vías urinarias.

     2. Obstrucción de estas vías linfáticas, por cáncer o masas ganglionares.

     3. En la filaria, diagnosticable por los antecedentes tropicales, la frecuente elefantiasis (Þ) y por el hallazgo del parásito en la orina.

     D) Lipuria. Se presenta en la nefrosis lipoidea, principalmente. No siempre es visible a simple vista; sólo, en los casos de gran lipemia, pasa la grasa a la orina en cantidad suficiente para darle un aspecto opalescente.

     E) Moco y filamentos en la orina. Se presenta el moco, en cantidad, en todos los estados inflamatorios y catarrales de la vejiga. Puede presentarse también, en cantidades discretas, en personas normales, sobre todo mujeres, singularmente en los días premenstruales. Tiene escaso interés diagnóstico.

     Los filamentos en la orina se presentan en casos de uretritis; desde luego, en las gonocócicas (en ellos puede investigarse cómodamente el gonococo); pero también en las uretritis de otros orígenes. Son estos filamentos típicos de las uretritis crónicas (Þ), ya mucosos, flotantes; ya densos, purulentos; ya cortos, en forma de vírgula cuando proceden de la próstata o de las glándulas de Littré.

     F) Fecaluria. La presencia de fragmentos fecales en la orina es indicio cierto de una fístula entre el intestino y la vejiga o el uréter en el curso de procesos inflamatorios crónicos de la pelvis; maniobras bárbaras para abortar (un caso mío), etc. Recordaré especialmente la ileítis terminal (Þ). Se acompañan, desde luego, de piuria y, algunas veces, de neumaturia.

     G) Neumaturia. Se llama así a la presencia de gases en la orina. La salida de las burbujas, con borboteo de la orina, puede producir malestar. Se debe a:

     1. Las mismas causas que determinan la fístula intestinovesical y la fecaluria, ya citada. La fístula puede ser muy tortuosa y estrecha, permitiendo el paso de gases, pero no el de restos fecaloides. La fístula vesicocólica se confirma por el nivel hidroaéreo suprapúbico en la radiografía de pie.

     2. Ciertas supuraciones, generalmente colibacilares, abiertas en la vejiga, pueden producir gases que se eliminan por la orina mezclados con el pus: abscesos periapendiculares, piosalpinx, quistes ováricos supurados, etc.

     3. Otras veces, estos gases, de origen infeccioso, pueden producirse en la misma vejiga. En estos casos y en los del grupo anterior, hay, en ciertas ocasiones, raras, enfisema de la vejiga.

     4. En enfermos sometidos a manipulaciones en el aparato urinario, el aire puede ser de origen exterior. Su diagnóstico es obvio.

     5. Pueden deberse a neoplasias vesicales, rectales o colitis ulcerosa o de Crohn.

     H) Pilimicción. Se llama así a la rarísima presencia de pelos en la orina. Indica siempre la fistulización de un quiste dermoideo del ovario en la vejiga. Hay descritos algunos casos en el varón. O bien la introducción artificial de pelos por la uretra (histéricas, psicópatas, simuladores).



  • lipuria causas
  • que sustancias se pueden encontrar en una orina anormal
  • filamento de moco
  • orina grasienta

  • cuerpos extraños en la orina

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario