Origen de las plaquetas.





Origen de las plaquetas.  Las plaquetas o trombocitos proceden de los elementos de la médula ósea, llamados megacariocitos. Son estos megacariocitos grandes células de voluminoso núcleo y abundante protoplasma, con fuertes y largos seudópodos, que se desmenuzarían constituyendo las plaquetas.

     Las plaquetas asumen un importante papel en la coagulación de la sangre; normalmente forman una especie de defensa parietal cerca de la pared de los vasos; cuando éstos se alteran, o se inflaman, o se traumatizan, las plaquetas se aglutinan al nivel de la lesión, formando un trombo, primero sólo plaquetario y luego en unión de la fibrina del plasma y de los elementos sanguíneos que quedan englobados en dicho trombo, en cuyo seno las plaquetas se destruyen y liberan una serie de factores: ADP, serotonina, factor plaquetario 3, una prostaglandina —el tromboxano A2— que es el agente agregante plaquetario más potente y tiene acción vasoconstrictora y la trombostenina que interviene en la retracción del coagulo, entre otros. El FP3 contribuye a la conversión de la protrombina en trombina en la «vía intrínseca». En realidad, más que sobre la coagulación, actúan sobre el tiempo de sangría; éste disminuye o aumenta, según que sean escasas o abundantes las plaquetas.

     El número normal de plaquetas oscila entre 200.000 y 300.000, con variaciones individuales bastante amplias.



  • plaquetas origen
  • origen de las plaquetas o trombocitos
  • origen de los trombocitos
  • origen de plaquetas
  • origen de las plaquetas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario