Opio





Opio (morfina, pantopón, heroína, láudano, etc.):

      A) Intoxicación aguda: Sensación agradable de calor, excitación mental y afectiva, a veces verdadera embriaguez; con estos síntomas aparecen náuseas y vómitos que pueden predominar haciendo insoportable la intoxicación. Si la dosis es fuerte, predominan la somnolencia, astenia, insensibilidad, prurito nasal; miosis; y coma (Þ), con respiración de Cheyne-Stokes de muy mal pronóstico, y, al fin, parálisis respiratoria.

     B) Intoxicación crónica: En el morfinismo hay síntomas nerviosos (excitación y depresión, cefaleas, temblor, vértigo, miosis, insomnio; a veces, actitudes psíquicas anormales dominando la ausencia de responsabilidad); metabólicos (adelgazamiento —no constante, pues hay otros morfinómanos graves que engordan—; glucosuria); genitales (impotencia, acompañada en ocasiones de aumento psíquico del erotismo, perversiones sexuales; amenorrea en la mujer); digestivos (inapetencia, dispepsia, estreñimiento).

      Etiología: Uso voluntario, inmoderado, de la droga. Tentativa de suicidio. Intoxicación terapéutica.



  • opio y adelgazar
  • pantopon esm opio
  • nitazoxanida

  • arritmia y opio
  • conceptos del opio

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario