Movimientos asociados provocados.





Movimientos asociados provocados.  Haciendo realizar a determinados enfermos ciertos movimientos, o realizándolos pasivamente por el clínico, otros segmentos del mismo miembro o del miembro opuesto ejecutan movimientos asociados que no se producen en el estado normal y que, por tanto, tienen valor diagnóstico. Ahora los describiré:

     A) La enfermedad en que se utilizan más estas sincinesias provocadas es la hemiplejía. Son un dato de valor para diferenciar las hemiplejías orgánicas de las funcionales, histéricas; problema, por otra parte, cada vez menos interesante para el clínico (Þ); estas sincinesias, en efecto, aparecen tan sólo en las hemiplejías orgánicas, aun en las no completas; y más claramente cuanta menos edad tiene el hemipléjico (hemiplejía infantil). No tiene interés describir la larga serie de movimientos asociados, que los neurólogos exponen en sus libros, pero que exploran rara vez a sus enfermos; pertenecen a la categoría del virtuosismo semiológico. Los principales son los siguientes:

      a) Signo del pulgar (Klippel). Al tratar de extender el enfermo los dedos de la mano paralizada, o al extenderlos pasivamente el clínico, el pulgar, en lugar de extenderse también, como normalmente, se flexiona.

      b) Signo de la extensión y abducción de los dedos (Souques). Cuando el enfermo trata de levantar el brazo paralizado o se lo levanta forzadamente el clínico, se produce una extensión y abducción de los dedos que no ocurre en estado normal.

     c) Signo de la extensión de la pierna paralizada (Babinski). El enfermo, sentado y con las piernas colgando, hace un esfuerzo violento; por ejemplo, apretarse las manos; la pierna paralizada hace entonces un movimiento de extensión; la normal queda inmóvil. Si el enfermo está echado, en la cama, con las piernas colgando del borde de ésta, y pretende sentarse sin ayuda, la pierna paralizada se levanta; la no paralizada sigue colgando de la cama.

      d) Signo de la flexión de la pierna paralizada:

     1. El enfermo, echado por completo sobre un plano duro, intenta sentarse: la pierna paralizada se flexiona; la sana permanece extendida o se flexiona ligeramente (Babinski).

     2. El enfermo, en pie, dobla la cintura hacia adelante: la pierna paralizada se flexiona; la sana permanece recta (Neri).

      e) Aducción del brazo paralizado (Sterling). El enfermo, en decúbito supino, se coloca con los dos brazos separados; se le invita entonces a aproximar el brazo sano al tronco a la vez que se impide este movimiento; entonces, el brazo paralizado se aproxima rápidamente al tronco.

      f) Movimientos asociados espontáneos. Aparte de estos y otros muchos movimientos provocados, bastantes hemipléjicos pueden presentarlos también espontáneamente: por ejemplo, si el enfermo se encoleriza, estornuda, tose, bosteza o se ríe fuertemente, aparecen movimientos espontáneos del brazo y de los dedos del brazo paralizado: flexión y abducción del antebrazo, etc.

     B) Estos mismos fenómenos se observan en otras lesiones de la vía piramidal: paraplejía espasmódica de Little (Þ), paraplejía por lesiones medulares o vertebrales (Þ), etc.

     Los «reflejos de defensa» que aparecen en la sección medular son sincinesias características: si es completa la sección aparece el fenómeno de la triple retirada, con flexión de la rodilla y la cadera al coger el pie y tirar de él. En la sección transversal incompleta se provoca además un reflejo extensor impelente en la pierna contralateral.

     C) En la atetosis y el corea son muy frecuentes las sincinesias de imitación (llamadas también contralaterales idénticas): flexionando o extendiendo con energía los dedos de una mano, en la opuesta se produce idéntico fenómeno.

     D) Meningitis. Varios movimientos asociados, provocados, son de uso corriente en el diagnóstico de la meningitis; aunque han sido ya citados, los recordaré:

     1. Signo de la nuca (Brudzinski). Al flexionar el médico la cabeza del enfermo, las dos piernas se flexionan.

     2. Signo contralateral de la pierna (Brudzinski). El observador dobla al meningítico la pierna sobre el muslo y éste sobre el vientre; la otra pierna ejecuta, entonces, espontáneamente, el mismo movimiento de doble flexión.

     3. Signo de la sínfisis (Brudzinski). Presionando la sínfisis pubiana del meningítico, las dos piernas se flexionan sobre el vientre.

     4. Signo de la nuca-plantar (Marañón). Flexionando rápidamente la cabeza del enfermo, e impidiendo a la vez, por una presión de la otra mano del explorador sobre las rodillas, que éstas se flexionen, se produce la extensión del pulgar y la flexión de los demás dedos del pie, como en el signo de Babinski.



  • sincinesias en hemiplejia
  • ejemplos de movimientos asociados
  • ejemplos de movimientos provocados

  • movimientos asociados

  • movimientos provocados

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario