Meningitis (o coriomeningitis) linfocitaria benigna.





Meningitis (o coriomeningitis) linfocitaria benigna.  Recientemente se han estudiado bastantes casos de esta meningitis. Preséntase con el cuadro meningítico completo, pero generalmente no muy intenso, con líquido cefalorraquídeo hipertenso, claro, o ligeramente opalescente, con aumento de albúmina, con linfocitosis (500 a 1.000 elementos por milímetro cúbico) y sin gérmenes. Suele durar una o varias semanas (en casos raros, hasta un año); y luego desaparece, aun sin tratamiento; la linfocitosis del líquido persiste durante algún tiempo. Pueden quedar, excepcionalmente, secuelas, como sordera (caso mío). Es difícil precisar si se trata de una meningitis autóctona, producida por un virus especial, o si se trata de formas meníngeas de otras infecciones por virus, como la poliomielitis anterior de la forma meníngea, la meningitis herpética o la meningitis urliana, sin hipertrofia de las parótidas; también se discute si un ataque tuberculoso leve puede producir este síndrome. Es probable que algunos de los casos de supuesta meningitis tuberculosa curada eran coriomeningitis linfocitarias (Þ).

La inmensa mayoría de estas meningitis son, sin embargo, víricas como las de esta etiología incluidas en el apartado VIII («Otras meningitis primitivas»). Así en las afecciones por arbovirus, como la fiebre papataci (o por Phlebotomus) es frecuente la «meningitis aséptica» con pleocitosis en L.C.R., que, sin embargo, aquí puede ser a polinucleares o a mononucleares.



  • meningitis linfocitaria secuelas
  • meningitis linfocitaria benigna
  • monografia de coriomeningitis linfocítica
  • coriomeningitis linfocitaria sintomas
  • coriomeningitis linfocitaria

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario