Malformaciones congénitas del pene.





Malformaciones congénitas del pene.  Todas ellas, siguiendo la regla de las malformaciones, en general se presentan muchas veces o coincidiendo con otras malformaciones o en familias en las que otros individuos presentan estas mismas u otras malformaciones.

     A) La más interesante es el hipospadias, o sea la abertura del orificio terminal de la uretra en la cara inferior del glande o del pene; generalmente, con acortamiento y delgadez del pene mismo. El interés clínico del hipospadias se debe a su frecuente combinación con estados intersexuales (Þ). En individuos con sexualidad normal, el hipospadias puede producir un síndrome de timidez sexual e impotencia psíquica. He visto, no obstante, caso de hipospadias graves con sexualidad perfecta. Puede observarse en el síndrome de Reifenstein.

     B) Los casos de pene hipertrófico (macropenisomía) deben investigarse en el sentido de una posible lesión hipotalámica (Þ). Pero, a veces, se trata de una malformación local, aislada, sin trastorno endocrino alguno, como en tres casos míos; era en ellos notable la inocencia sexual de los niños portadores de la malformación.

     C) He visto un caso de pene enorme, doble, con estas mismas características funcionales.

     D) El epispadias, con meato uretral en el dorso del pene, que se incurva hacia arriba, es mucho más raro. Puede unirse a incontinencia por defecto esfinteriano y a otras malformaciones urogenitales.



  • malformaciones congenitas peneanas
  • pene hipertrofico

  • malformaciones congenitas del pene

  • malformacion doble pene
  • malformacion congenita del pene

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario