Los Tres Estados De La Materia





Todas las sustancias simples, en las condiciones debidas, pueden estar en estado sólido, líquido o gaseoso; se trata de los tres estados (o fases) físicos de la materia.

Sólidos, líquidos y gases

Los sólidos poseen una propiedad llamada cohesión; consiste en que las partículas que los componen (átomos o moléculas) están sujetas entre sí por fuerzas de atracción. Por ello son rígidos y conservan la forma si no los desfiguran fuerzas externas.

Hay dos tipos principales de sólidos: los verdaderos y los amorfos. Los verdaderos tienen estructuras cristalinas definidas (es decir, sus átomos y moléculas constitutivos están dispuestos en un armazón tridimensional regular, como huevos en un rimero de bandejitas de cartón). En su mayoría se funden también a temperaturas específicas, convirtiéndose en líquidos. Incluimos aquí los metales, el hielo y muchos plásticos, además de sustancias obviamente cristalinas, como la sal común y los diamantes.

En contraposición a los sólidos verdaderos, los amorfos carecen de estructura cristalina, y de punto de fusión específico. El vidrio y muchas resinas son ejemplos de sólidos amorfos.

Los líquidos representan la fase intermedia entre los sólidos y los gases. Los átomos y las moléculas de un líquido tienen cierto grado de cohesión, por lo que tienden a estar unidos, pero sin vínculo rígido, por lo que pueden moverse unos respecto de otros, lo que no es posible en los sólidos. Por esta razón los líquidos dentro de un campo de gravitación adoptan la forma del recipiente que los contiene.

Las partículas constitutivas de un gas carecen casi de cohesión, por lo que pueden moverse con casi total independencia unas de otras. Igual que los líquidos, los gases fluyen y adoptan la forma de sus recipientes; pero, a diferencia de los líquidos, llenan siempre todo el espacio de esos recipientes.

los atomos de un solido

Los átomos de un sólido (A) mantienen sus  posiciones regulares dentro de un armazón cristalino y vibran debido a su energía cinética; al ser calentados (B), vibran con más fuerza, haciendo que el sólido se dilate. En un líquido (C), los átomos se mueven de acá para allá al azar; un líquido carece de forma regular, por lo que adopta la de su recipiente. En un gas (D), los átomos se mueven rápidamente y sus colisiones con las paredes del recipiente se traducen en la presión del gas; un gas llena siempre  totalmente su recipiente, que tiene que estar cerrado para que aquél no se escape.



  • la materia en estado carece de forma y llena totalmente el recipiente que la contiene

  • la materia en estado carece de forma y llena totalmente el recipiente que lo contiene
  • estados de la materia
  • fuerza atomos materia
  • los verdaderos estados de la materia

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario