Los Rayos Gamma





Durante la desintegración radiactiva de los isótopos inestables de elementos como el uranio, el torio y el radio, hay emisión de rayos gamma. Estos constituyen una radiación electromagnética de longitud de onda extremadamente corta, desde una diezmilmillonésima a una billonésima de metro o menos (frecuencias de 3 • 1018 Hz y más), que se superponen un tanto a las de los rayos X «duros». La principal diferencia existente entre esos dos tipos de radiaciones reside en su origen: los rayos X son producto del bombardeo de átomos por parte de electrones de alta frecuencia, que provocan la excitación de los electrones atómicos, mientras que los rayos gamma proceden de la excitación del núcleo atómico.

Las propiedades de los rayos gamma recuerdan las de los rayos X. Son todavía más penetrantes, pues sólo consigue contenerlos un grueso blindaje, concretamente varios centímetros de plomo o varios metros de hormigón. Igual que los rayos X, los rayos gamma pueden revelar los defectos de materiales sólidos; una fuente indicada para ese tipo de aplicación es el cobalto 60 o algún otro radioisótopo de vida larga. En la investigación de la física corpuscular, aparecen a menudo rayos gammarayos gamma, producto de colisiones habidas entre partículas subatómicas de alta energía. Por esa razón son importantes en el estudio de la estructura última de la materia.

 

El telescopio de rayos gamma del observatorio de Monte Hopkins, situado en Arizona, Estados Unidos, tiene un «espejo» parabólico de 10 metros, consistente en un armazón de placas hexagonales. Detecta los fotones de luz visible, producidos al interactuar los rayos gamma con los átomos de gas al entrar en la atmósfera terrestre.



  • propiedades a las radiaciones gamma

  • rayos gamma propiedades

  • propiedades rayos gamma

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario