Lipemia en los estados patológicos.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

En los estados patológicos, las variaciones más importantes de la lipemia coinciden, en general, con las de la colesterinemia, y remito allí al lector. Citaré aquí:

     A) La hiperlipemia (con hipercolesterinemia) de la diabetes, que aparece, generalmente, en las fases graves de la enfermedad, en relación con la disminución del glucógeno hepático y con la infiltración adiposa del hígado (la hipoglucogemia engendra la infiltración adiposa; y el transporte de la grasa desde los depósitos normales al hígado se revela por la lipemia). Por eso, desde que los diabéticos se tratan con insulina y con dietas más ricas en hidratos de carbono, han disminuido en ellos las grandes deficiencias hepáticas y las grandes hiperlipemias.

     B) La hiperlipemia (con gran hipercolesterinemia) de la nefrosis lipoídica (Þ) y síndrome nefrótico, en general.

     C) Se ha señalado hiperlipemia (con hipocolesterinemia) en los edemas de carencia (Þ). Es un dato inconstante, según mis propias investigaciones.

     D) Se ha descrito una hiperlipemia esencial o familiar (Burger-Grütz); muy pocos casos publicados. Síntomas: gran hiperlipemia con sangre lechosa, hepatomegalia; xantomas cutáneas; a veces, hipoglucemia. Curso benigno, sobre todo porque no afecta al aparato cardiovascular. A veces se asocia al enanismo o al síndrome adiposogenital.

     Esta hiperlipemia es, sobre todo, de triglicéridos, que aparecen en forma de abundantes quilomicrones y aumenta con la dieta rica en grasas: constituye la «hiperlipemia inducida por los lípidos» o tipo I de Fredrikson. Además, este autor ha descrito cuatro tipos: el II es la hipercolesterinemia familiar, muy aterógena, a diferencia de la primera, con suero claro porque los otros componentes de la lipemia son normales; los tipos III, IV y V, menos definidos, son agrupados por algunos bajo el concepto común de hiperlipemia endógena, no familiar, y en ella están aumentados tanto los triglicéridos como la colesterina y es la forma «inducida por los glúcidos», especialmente el tipo IV, que puede reconocerse en el lipidograma electroforético por la marcada banda «pre-beta». La lipemia endógena afecta también a los vasos. Hoy tiende a subdividirse el tipo II en dos formas: el tipo IIa caracterizado por el aumento puro del colesterol y de las betalipoproteínas y el IIb en el que además están moderadamente elevados los triglicéridos y las pre-betalipoproteínas. Ambos propenden a desarrollar aterosclerosis.



  • lipemia significado
  • tipos de lipemia
  • sintomas de la lipemia
  • lipemia patologica
  • sintomas de lipemia

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario