Lesiones inflamatorias de las órbitas.





Lesiones inflamatorias de las órbitas.  Producen, desde luego, una exoftalmia «expulsiva», que se caracteriza por la concomitancia de los signos inflamatorios y por ser unilateral. Las principales inflamaciones de la órbita son:

     A) Periostitis, de origen infeccioso. Sólo diagnosticable por la radiografía. Osteomielitis de la órbita o tuberculosis ósea.

     B) Celulitis o lipocelulitis orbitaria. Es también consecutiva a procesos inflamatorios crónicos de la región.

     C) Sinusitis. Las inflamaciones, crónicas e intensas, de los diversos senos craneofaciales pueden producir la deformación de la órbita y la exoftalmia, a veces con desviaciones del ojo. El diagnóstico es muy sencillo.

     D) Goma y tuberculoma de la órbita. El diagnóstico es también, por lo común, fácil por los antecedentes, la coexistencia de otras lesiones de naturaleza sifilítica o tuberculosa y por las pruebas de laboratorio. La osteítis orbitaria sifilítica, con exoftalmos, puede ser muy tardía y debe ser sospechada en todo exoftalmos unilateral no bien explicado.

     E) Parasitosis. Por el Sparganum mansoni, en zonas tropicales, o equinococos, cisticercos y otros.



  • exoftalmos por periostitis
  • lesiones inflamatorias de la orbita
  • periostitis orbitaria
  • periostitis de orbita
  • la ciencia bien explicada

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario