Lesiones endocrinas.





Lesiones endocrinas:

      A) El mixedema esporádico infantil da lugar siempre a un retraso mental, en cualquiera de sus grados, desde debilidades mentales iniciales hasta el idiotismo. Los demás síntomas del hipotiroidismo (Þ) confirman el diagnóstico; y también el rápido progreso mental cuando se instituye la opoterapia tiroidea, si bien, pasados los primeros meses del tratamiento, la mejoría se hace lenta y casi nunca llega a recuperarse la integridad mental normal. Estos éxitos en el hipotiroidismo hacen que el deseo de los padres, y aun de muchos médicos, pretenda lograrlo igualmente en gran número de niños retrasados mentales que no son hipotiroideos; en ellos, esta terapéutica es inútil y a veces —como en los de origen nervioso— perjudicial; por lo que debe hacerse con todo cuidado el diagnóstico diferencial. Dificulta este diagnóstico el hecho de que un cierto número de niños retrasados de origen nervioso, como los encefalíticos congénitos antes citados, los niños mongoloides, etc., presentan manifestaciones hipotiroideas colaterales, debidas a la misma etiología que las lesiones nerviosas; en estos casos la opoterapia cura los síntomas dependientes de tales hipotiroidismos, pero no la deficiencia mental; o, a lo sumo, mejora ésta muy ligeramente. También hay que observar que, en cambio, en algunos niños hipotiroideos, el síndrome mixedematoso es levísimo, por lo que su torpidez mental no se interpreta en su verdadero sentido endocrino, atribuyéndose con frecuencia a pereza y eludiendo su exacto tratamiento.

     B) En el cretinismo endémico preséntanse también todas las formas del retraso mental, desde el más atroz idiotismo, hasta formas de imbecilidad compatibles con ciertos oficios, como el de recadero o pastor; o grados pequeños de debilidad mental. A veces se asocia con la sordomudez epidémica (Þ), que agrava la situación mental. La opoterapia tiroidea influye sólo muy relativamente sobre la mentalidad de los cretinos endémicos. En los países donde hubo en otros tiempos, a veces hace ya muchos años, endemia cretínica y desapareció, se observa, de vez en cuando, la aparición de casos de retraso mental grave, quizá con sordomudez, que se deben interpretar como reliquias de la predisposición cretínica, aun cuando no presenten bocio ni otros signos endocrinos. Otros síntomas: (Þ).

     C) En el infantilismo esencial se observa un estado de retraso mental puro, como antes he dicho; de verdadero puerilismo, sin otra anormalidad que la cronológica. Como este retraso se juzga corrientemente en relación con el tamaño corporal, y éste está, en el infantilismo, igualmente detenido, no suele considerarse como tal retraso; e incluso alguno de estos infantiles pueden pasar, durante algún tiempo, como más inteligentes de lo normal (Þ). Suele haber una extrema concordancia entre el retraso mental y el morfológico (Vázquez).

     D) En los casos de macrogenitosomía (Þ) es común un estado de retraso mental, no raramente unido, ya a timidez, ya a alteraciones morales, como tendencia a la violencia, al robo, a la fuga, etc.



  • opoterapia medica
  • sordomudez relacionada con retraso mental
  • que es el retardo mental endémico
  • LESIONES ENDOCRINAS

  • las lesiones endocrinas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario