Lengua saburrosa.





Lengua saburrosa.  Se llama así a la lengua espesa, cargada, cubierta de una capa blancosucia. Indica, por lo común, o una infección general o un estado anormal del aparato digestivo, pero el mecanismo inmediato suele ser el resultado de una dieta láctea o pastosa, sin masticación, con lo que se acumulan detritus alimenticios, bacterias y células de descamación entre las papilas, más crecidas por la misma falta de masticación:

     A) Casi todas las infecciones, y más a medida que son más graves, producen un estado saburral. Aun siendo leves, determinan este síntoma, sobre todo, los estados febriles en relación con la indigestión (Þ) y las gastritis agudas (Þ). Las antiguas descripciones detalladas del estado de la lengua en cada infección tienen actualmente poco interés, en parte porque eran artificiosas, y en parte porque los cuidados frecuentes de la boca han hecho desaparecer muchas de aquellas particularidades:

     1. Las únicas modalidades que se deben recordar son: en primer lugar, la lengua tífica, roja por la punta y los bordes y saburrosa en el dorso, que permite, un tanto vagamente, distinguir la tifoidea, en sus comienzos, de otros estados febriles leves, como las gastritis agudas y las antiguas fiebres gástricas, en las que el estado saburral es uniforme e intenso. El dato tiene un valor inseguro: sobre todo en muchos casos de fiebres paratifoideas, la lengua está, desde el comienzo, uniformemente saburrosa. La antigua lengua fuliginosa, propia de las fases avanzadas de la tifoidea, tostada, resquebrajada, llena de pequeñas costras negras, apenas se ve hoy, gracias a la mejor higiene. Esta lengua, por otra parte, no es peculiar de la fiebre tifoidea, presentándose también en cualquier otra infección grave, como las septicemias, paludismo, tifus exantemático, etc., si la higiene es mediocre. (Otros síntomas de la tifoidea): (Þ).

     2. No he visto nunca la saburra especial, llamada lengua aporcelanada de la gripe.

     B) En muchas afecciones del aparato digestivo hay intenso estado saburral: gastritis agudas y crónicas (más en las hipoclorhídricas que en las hiperclorhídricas); afecciones hepáticas, sobre todo en las que se acompañan de ictericia; peritonitis, localizadas o generalizadas, etc.

     C) Hay individuos que no se pueden considerar como enfermos y presentan un estado habitual de saburra lingual o de fácil tendencia a la saburra. Se trata casi siempre de colémicos familiares (Þ), en los que, sobre todo por las mañanas, la lengua está blancuzca; pequeñas transgresiones de régimen bastan para acentuar este estado, así como el exceso de tabaco, que estos enfermos soportan mal; en los colémicos fumadores es, en efecto, especialmente frecuente, la lengua seca, nicotínica, y acentuado el hálito de tabaco.

     D) La dieta láctea basta para producir un estado de saburra blanca, bien conocido.



  • gastritis y lengua saburral
  • lengua tifica
  • que es lengua saburrosa
  • saburrosa
  • lengua saburrosa

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario