La xantomatosis





La xantomatosis es, como se ha dicho, la formación, en la piel, de pequeñas masas, más o menos salientes, del pigmento amarillo. Las condiciones patogénicas de su formación son semejantes a las de la xantosis; xantosis y xantomatosis pueden coincidir. Sin embargo, la perturbación del metabolismo de los lípidos y la hipercolesterinemia son más constantes e intensas en la xantomatosis. Unas veces, el xantoma es una mancha amarilla ligeramente elevada (xantoma plano); otras tiene la forma de una tumoración nodular (xantoma nodular, xantoma tuberoso), que puede ser múltiple (xantoma múltiple). No debe confundirse con el seudoxantoma elástico (Þ).

     A) La variedad clínica más frecuente es el xantoma plano de los párpados o xantelasma palpebral, que asienta en el ángulo interno del ojo, en el párpado superior. Es una pequeña masa, casi siempre bilateral, del tamaño de una lenteja poco más o menos, plana, ligeramente elevada, de color amarillo vivo o pardo si el enfermo es muy moreno. A veces, el xantoma se extiende por todo el párpado. Puede coincidir con la xantosis o con xantomas de otras regiones; por ejemplo, de las manos y los pies (principalmente yuxtatendinosos). El xantoma palpebral se presenta en los casos siguientes:

     1. Unas veces aparece en personas aparentemente sanas, pero sometidas a una alimentación excesivamente rica en huevos, manteca y otras grasas. Tal ocurre en convalecientes o en los antiguos tuberculosos sobrealimentados. Aquí, como en la xantosis, debe pensarse siempre en la colaboración de un trastorno metabólico.

    2. Xantelasma de los hepáticos. Se presenta en los ictéricos crónicos, cualquiera que sea su origen (Þ). También es muy frecuente en la debilidad hepática constitucional (Þ); de aquí su frecuencia en los gitanos. Pero, sobre todo, en ciertos cirróticos, acompañado de xantosis y de xantomas tuberosos viscerales, especialmente hepáticos, que pueden comprimir el colédoco, dando lugar a la ictericia (cirrosis xantomatosa).

     3. Xantelasma diabético. Aparece en las mismas condiciones que la xantosis, asociado o no a ésta. En raros casos de diabetes hay un xantoma nodular o tuberoso, múltiple, que se presenta en cualquier parte de la piel (cara, miembros, etc.), a veces, rodeado de un pequeño halo rojizo que puede confundirse con el acné.

     B) Xantomas viscerales. Los xantomas cutáneos pueden coincidir con xantomas viscerales, como los hepáticos o los encefálicos en las reticuloendoteliosis lipoidósicas, sobre todo en el síndrome de Christian-Schüller (Þ) y en la colesterinosis cerebral así como en la hipercolesterolemia familiar y otras hiperlipidemias primarias y secundarias, algunas ligadas a la aterosclerosis.

     C) El xantoma puede aparecer en ciertas cicatrices, como las del zona u otras.

     D) Recordaré, en fin, el xantoma intratendinoso (seudogota colesterínica): (Þ).



  • xantomas en los labios

  • manchas xantomas
  • xantomas palpebrales
  • Xantoma Palpebral
  • xantoma labio superior

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario