La psoriasis.





La psoriasis, que muchas veces tiene que tratar el internista por sus presuntas relaciones con el estado general (trastornos del metabolismo colesterínico, avitaminosis C, endocrinopatías, etc.), se acompaña de descamación. Se trata de placas eritematosas, cubiertas de escamillas blancas, nacaradas, comparadas justamente al ácido bórico; con tendencia a la bilateralidad y a la simetría, localizadas principalmente en la superficie de extensión de los codos, rodillas (a veces, en la cara de flexión; y es más grave), cabeza, región sacra, región torácica anterior, etc.; de tamaño variable, desde el de una peseta hasta extenderse por todo el plano de los miembros o del tronco. Hay también elementos papulares. No molestan, pero preocupan mucho a los enfermos y, a veces, los deprimen peligrosamente (caso mío, de suicidio de una mujer la noche que precedió al matrimonio). Con frecuencia hay lesiones ungueales. Puede acompañarse de una forma especial muy tenaz, de reumatismo crónico (Þ).



  • acido borico para la psoriasis
  • acidoborico psoriasis
  • psoriasis y acido borico
  • ácido bórico para psoriasis

  • acido borico psoriasis

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario