La hipófisis





La hipófisis ha sido llamada la ‘glándula maestra’. Está glándula es una estructura rela­tivamente pequeña y redonda que tiene alre­dedor de 13 milímetros de diámetro y pesa alre­dedor de 0,5 gramo. Se encuentra en la silla tur­ca del hueso esfenoidal y está unida al hipotálamo del encéfalo por una estructura pediculada.

La hipófisis está dividida estructural y funcionalmente en lóbulos anterior y posterior, conectados ambos al hipotálamo. El lóbulo an­terior contiene muchas células epiteliales glan­dulares y forma la parte glandular de la hipófi­sis; un sistema de vasos sanguíneos une el ló­bulo anterior con el hipotálamo. El lóbulo pos­terior contiene neuronas que forman la parte neural de la hipófisis.

El lóbulo anterior de la hipófisis se llama también adenohipófisis. Libera hormonas que regulan una amplia gama de actividades cor­porales, desde el crecimiento hasta la repro­ducción. La liberación de estas hormonas es estimulada e inhibida por secreciones químicas que proceden del hipotálamo. 

glandula tiroides  

Las células glandulares mismas se denomi­nan acidófilas, basófilas y cromófobas, depen­diendo de la manera como el citoplasma reac­ciona a los colorantes de laboratorio. Las acidófilas, secretan dos hormonas: la del cre­cimiento, que controla el crecimiento corpo­ral, y la prolactina, que inicia la secreción lác­tea en las glándulas mamarias. Las células basófilas liberan las otras cuatro hormonas; son: la hormona tiroestimulante, la cual con­trola la glándula tiroides; la hormona adreno- corticotrópica, que regula las glándulas, supra­rrenales; la hormona folículoestimulante, que favorece la producción del óvulo y del esper­matozoide en los órganos reproductores; y la hormona luteinizante, que estimula la forma­ción del cuerpo amarillo.

Con excepción de la hormona del creci­miento, todas sus Secreciones se conocen como hormonas tróficas, lo que significa que sus órganos “blancos” son otras glándulas endocrinas. La prolactina, hormona folículoes­timulante, y la hormona luteinizante se llaman también hormonas gonadotrópicas porque re­gulan la función de las gónadas. La hormona del crecimiento, conocida también como hor­mona somatotrófica (soma significa cuerpo, mientras trofos significa nutrición), hace que las células crezcan y se multipliquen, aumen­tando la velocidad a la cual los aminoácidos entran a la célula y se transforman en proteí­nas. Además, interviene en procesos liberado­res de energía, por lo cual podemos decir que la hormona del crecimiento promueve el cata­bolismo de las grasas. La hormona del creci­miento acelera asimismo la velocidad con que el glucógeno almacenado en el hígado es con­vertido en glucosa y liberado en la sangre. Otra hormona de la hipófisis es la llamada tireotrópica. Su función es estimular la síntesis y la secreción de las hormonas producidas por la glándula tiroides.

La adrenocorticotrópica tiene una doble función: controla la producción y la secreción de las hormonas de la corteza suprarrenal. En la mujer, la hormona folículo estimulante actúa en los ovarios donde estimula el desarrollo del óvulo cada mes, también estimula las células de los ovarios para secretar estrógenos u hor­monas sexuales femeninas. En el hombre, esti­mula los testículos para producir esperma y para secretar testosterona u hormona sexual mas­culina.

La hormona Iuteinizante o luteotrófica en la mujer y la hormona estimulante de las células intersticiales en el hom­bre desempeñan un papel en el desarrollo del óvulo. Esti­mulan el ovario para liberar el huevo desarrollado y prepa­ran el útero para la implantación del huevo fertilizado. Ade­más, estimulan la producción de progesterona y preparan las glándulas mamarias para la secreción láctea. En el hom­bre, estimulan el desarrollo de las células intersticiales de los testículos y la secreción de testosterona. La prolactina u hormona lactogénica inicia la secreción láctea en las glán­dulas mamarias. En un sentido estricto, el lóbulo posterior o neurohipófisis no es una glándula endocrina por cuanto no sintetiza hormonas. El hipotálamo produce dos hormo­nas: la ocitocina y la vasopresina.



  • como se llama la hormona que secreta el lobulo intermedio de la hipofisis
  • hormonas de la hipofisis
  • anatomia de la hipofisis humana
  • que glandulas y hormonas intervienen en el crecimiento
  • hipofisis

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario