La Acústica





La acústica es etimológicamente la ciencia del sonido en su totalidad, pero se usa este término a menudo en sentido más limitado para hacer referencia a los sonidos que se escuchan en lugares cerrados, especialmente dentro de edificios públicos como los teatros y salas de concierto. En este sentido más determinado, la acústica se concentra principalmente en la reflexión y la absorción del sonido.

Ecos y Reverberaciones

Cuando se refleja una onda sonora produce un eco o una reverberación, según la duración del intervalo transcurrido entre la emisión del sonido original y el regreso de su reflejo. Como la sensación del sonido persiste en el oído humano durante alrededor de un veinteavo de segundo después que ha cesado el sonido, un sonido reflejado al oyente en menos de ese tiempo no se percibe como un eco separado al no existir intervalo perceptible de silencio entre la audición del sonido original y la de su reflexión; efecto llamado reverberación. La velocidad del sonido en aire seco a 20 °C es de unos 334 m/s, por lo que no se oyen ecos a no ser que el oyente esté a una distancia aproximada de más de 10 m de la superficie reflectante (suponiendo que el oyente está contiguo a la fuente de sonido o situado entre ella y la superficie reflectante). Si está a menos de 10 m de ella, se produce reverberación.

acustica El sumergido casco de un velero naufragado se perfila claramente con color negro en esta fotografía a colores falsos, realizada con ordenador, de un barrido de sonar ultrasónico (las superficies en color son efectos producidos por el revelado a ordenador). El sonar, basado en la reflexión de ondas sonoras de alta frecuencia, también se emplea mucho para detectar los bancos de peces y medir la profundidad del agua.



  • LA ACUSTICA

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario